BULLDOG FRANCES

Historia y origen del Bulldog francés

art.w.-bulldogfrances1
El origen del actual Bulldog francés se remonta a los antiguos perros de la región de Molosia, en la antigua Grecia durante el siglo VI a.C. que eran los animales de compañía de la antiguas tribus de dólopes, molosos y máracos en el Reino de Épiro. Estos perros de tipo molosoide fueron introducidos en el mundo antiguo por medio de los mercaderes fenicios.

En el Reino Unido los perros molosoides fueron cruzados hasta convertirse en Mastiff, y posteriormente a partir de esta raza, se desarrolló el Bullenbeiser, un perro utilizado principalmente para el hostigamiento de toros.

A partir del año 1835, este deporte sangriento fue declarado ilegal en el Reino Unido, dejando a estos perros sin actividad. Sin embargo, desde el año 1800 se habían estado criando también por razones que nada tenían que ver con este deporte, y eran utilizados también como perros de compañía. Algunos de estos perros fueron cruzados con terriers, mientras que otros criadores cruzaron la raza para conseguir la reducción de su tamaño para utilizarlos como animal de compañía.

Por lo que a partir del año 1850, el Toy Bulldog se había extendido por todo el Reino Unido, empezando a aparecer en los concursos caninos que comenzaron alrededor del año 1860. Estos pequeños molosoides pesaban entre 7.3 y 11 kgs. y se estableció una clasificación diferente para aquellos que pesaban menos de 5.4 kgs.

Al mismo tiempo, los artesanos de Nottingham, desplazados por la Revolución Industrial, empezaron a establecerse en Normandía (Francia).

Estos trabajadores trajeron consigo una variedad de perros, entre los que destacaron los Bulldogs miniatura. Estos perros pronto se hicieron muy populares en Francia, creándose un comercio de importación de Bulldogs miniatura: los criadores ingleses enviaban a Francia los perros de tipo Bulldog que consideraban demasiado pequeños o que tenían algunos defectos en el standard de la raza, como por ejemplo, tener las orejas erguidas.

Y en el año 1860, se empezaron a quedar algunos Bulldogs miniatura en el Reino Unido, debido a la gran popularidad que habían alcanzado en Francia y a la excesiva explotación que estaban sufriendo por parte de los exportadores de perros.

 

El pequeño Bulldog gradualmente fue convirtiéndose en una raza y finalmente, se le puso el nombre de Bouledogue Francais. Este afrancesamiento del nombre originario inglés es una contracción de las palabras “boule” (pelota) y “dogo” (Mastiff o Moloso). A partir de entonces se hicieron muy populares siendo adquiridos todo tipo de personas: mujeres de la alta sociedad, meretrices parisinas, artistas, escritores y diseñadores.

El Bulldog francés fue importado a los E.E.U.U. durante un tiempo, sin embargo, no fue hasta  el año 1885 cuando comenzó una cuidadosa selección programada de la raza realizada por criadores profesionales. La mayoría de las personas que adquirían un Bulldog francés pertenecían a la clase alta de la sociedad y los  exhibieron por vez primera en el Westminster Kennel Club en 1896.

 

Bibliografía en español

Muriel P. Lee: Bulldog Francés. EDITORIAL HISPANO EUROPEA. Previsualización: Google.books
Françoise Girard: Bulldog Francés. Previsualización: Google.books

 

Bibliografía en inglés

D. Caroline Coile: French Bulldogs: Everything About Purchase, Care,Breeding… Previsualización: Google.books.es
Muriel P. Lee: The French Bulldog. Previsualización: Google.books.es
Joyce Markovics: French Bulldog: The Frenchie. Previsualización: Google.books.es

  

Características físicas del Bulldog Francés

bulldog frances

Foto cortesía de: Andy J.Moore
https://www.flickr.com/photos/gingermoorespics/

 

  • Tamaño y peso: Hasta 30 cms. de altura y 12 kgs. de peso. Es rechoncho y vigoroso.
  • Pelaje y color: Corto, denso y lustroso, va desde el blanco al negro y también listado.
  • Aspecto: Serio y peligroso, “ríe”, pero con el cuerpo. Es absolutamente inconfundible.
  • Esperanza de vida: Media, entre 12 y 15 años.
  • Club del Bulldog Francés
  • CLASIFICACIÓN FCI : Grupo 9:   Perros de compañía.  Sección 11:   Molosoides de talla pequeña.    Sin prueba de trabajo.
  • El estándar oficial del Bulldog Francés se puede descargar directamente de la Federación Cinológica Internacional en español y en formato Word (doc) aquí.
  • Clasificación según el ranking de inteligencia funcional y obediencia del Dr. Stanley Coren: El Bulldog francés está posicionado en el puesto 58.
  • Nivel mínimo de inteligencia funcional.
  • Necesitan de 40 a 80 repeticiones para obtener un rendimiento aceptable (A veces, hasta unas 25 repeticiones no muestran signos de comprensión).
  • Necesitan muchas repeticiones para mantener un nivel aceptable.
  • Responderán a la primera orden un 30 % de las veces.
  • Trabajan mejor si el dueño está cerca de ellos.
  • Estos perros parecen distraídos la mayor parte del tiempo y solo responden cuando les apetece.
  • Si la distancia entre el perro y el dueño es grande no habrá respuesta.
  • No son razas convenientes para dueños primerizos.
  • Un entrenador con mucha experiencia, tiempo, firmeza y cariño puede lograr un buen rendimiento de ellos.

Ranking de perros registrados en el año 2012 en el American Kennel Club (E.E.U.U.): El Bulldog Francés se encontraba en el puesto número 14 sobre un total de razas inscritas de 175 en ese año.

 

Criadores de Bulldog Francés en España

Ribaturia.com

Criadoresbulldogfrances.com

Labellabarois.com

 

Criadores de Bulldog Francés en el mundo

 

Los cuidados físicos del Bulldog francés

bulldog frances

Foto cortesía de: Arthur W. Wong
https://www.flickr.com/photos/artwgallery/

 

El Bulldog francés tiene un aseo fácil.Pocos baños y un corte de uñas mensual. Necesita pocos paseos diarios.

El cuidado del pelo es más fácil y sencillo que en otras razas caninas de compañía, ya que su pelo corto no demanda muchas exigencias. Suele ser suficiente con el cepillado semanal para remover el pelo suelto y el baño ocasional, sólo cuando el perro está sucio o una vez por mes. Sin embargo, hay que limpiar con frecuencia las arrugas de su cara, para evitar que se acumule suciedad en ellas. Para esto basta con limpiar suavemente con un trapo húmedo y luego secar también con suavidad.

Los requerimientos de ejercicio son bajos para el bulldog francés. Aunque es un perro muy juguetón, se cansa rápidamente y puede hacer la mayor parte del ejercicio físico dentro de casa. Aún así es aconsejable brindarle un paseo moderado a diario para estimular su mente y permitirle socializar con sus congéneres, y ofrecerle algún tiempo de juego no intenso.

Por su nariz achatada, el bulldog francés no tolera bien los climas cálidos y puede ser hipersensible a la anestesia. Tampoco es bueno permitirle o forzarlo a hacer ejercicios intensos, ya que puede sufrir de un choque térmico con facilidad.

No es un buen nadador, por lo que es muy importante supervisarlo constantemente si hay piscinas, lagos o zonas de agua cerca. Los bulldog franceses suelen tener problemas para nadar, ya que sus cabezas son muy pesadas en proporción al resto de sus cuerpos, y pueden ahogarse con facilidad.

 

Psicología y personalidad del Bulldog francés

bulldog frances

Foto cortesía de: Andres R. Photography
https://www.flickr.com/photos/rojasbulldogs/

Es un animal muy apegado a las personas, y capta todos los estados de ánimo. No se arredra por nada. Es un guardián valiente y fuerte que no ladra si no es necesario.  Posee un carácter alegre y jovial, pero siempre con dignidad. Tiene una personalidad muy marcada y no se somete fácilmente. El Bulldog francés necesita tener una estrecha relación con su propietario o familia. Es muy afectuoso, y especialmente las hembras suelen proteger  y vigilar a los niños pequeños. Puede convivir con otros perros, siempre que haya sido convenientemente socializado.

 

Salud y enfermedades del Bulldog francés

bulldog frances

Foto cortesía de: Andres R. Photography
https://www.flickr.com/photos/rojasbulldogs/

Deformación de las vértebras, pero sin consecuencias patológicas.También posee cierta propensión al prolapso de ligamentos. Es sensible al exceso de calor, por lo que durante el verano, conviene tomar precuaciones para evitar el peligroso golpe de calor. Respira ruidosamente. Bien dispuesto para la cubrición, pero con partos difíciles, lo que imposibilita la crianza masiva de la raza.

Es un animal muy robusto, por lo que no posee especial predisposición para ninguna enfermedad en concreto. Como perros de compañía, el Bulldog Francés ha pasado por una selección muy intensa. Por eso, esta raza suele ser muy resistente. Sin embargo, como cualquier perro, pueden ser propensos a enfermedades genéticas y oculares.

Las enfermedades congénitas de la raza han sido clasificadas según los diferentes tamaños por la   Universidad de la Isla del Príncipe Eduardo:

Enfermedades del Bulldog Francés: Leer más aquí

 

 

Adecuado para…

bulldog frances

Foto cortesía de: Andres R. Photography
https://www.flickr.com/photos/rojasbulldogs/

El Bulldog Francés es adecuado para personas que vivan en un piso o apartamento alto, sin ascensor. Estos perros se adaptan con mucha facilidad a la vida en viviendas de tamaño reducido y en grandes ciudades, por lo que pueden ser excelentes mascotas para la mayoría de las personas residentes en ciudades. Sin embargo, hay que tener en cuenta que sus necesidades de compañía son muy altas y no pueden quedarse solos por mucho tiempo ni vivir aislados en un cuarto, un jardín o un patio. Estos perros necesitan estar acompañados por sus familias la mayor parte del tiempo.

 

Comments are closed.