Como curar un perro traumatizado por malos tratos

Comentarios desactivados en Como curar un perro traumatizado por malos tratos Consejos y cuidados, Noticias

saluki

Fotografía cortesía de: Meteo

“Hola, Violeta,” dijo el hombre de la camisa naranja con el logotipo de “Voluntarios ASPCA”. A continuación sacó un pequeño taburete plegable, encendió su iPad y comenzó a leer en voz alta en un tono suave y uniforme.

“Los rayos del sol, tocaron un óvalo prismático del vaso y rebotaron en el techo…”

Detrás de los cristales de su jaula, aquel lunes por la tarde, Violeta, una mezcla de pitbull blanco y negro, yacía en su cama con la cabeza agachada.

Después de leer algunas frases más, algo cambió en Violeta y ella comenzó a girar su cabeza hacia el lector, Ricky Gitt, unos segundos: durante un breve momento sus miradas se cruzaron y hubo una primera conexión entre los dos.

Por las puertas de la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad contra los Animales, en el Upper East Side de la ciudad de Nueva York, pasan cientos de perros que han sido rescatados por la policía por casos de abuso y de maltrato animal. El objetivo de esta asociación es conseguir que sean adoptados, pero muchos están tan traumatizados que no pueden soportar el contacto humano.

Y aquí es donde empieza la historia del voluntariado lector.

Durante tramos de 20 minutos los voluntarios leen relatos y cuentos a los perros, mientras estos les escuchan a través de los agujeros del cristal de sus perreras.

“Tenemos que llegar conseguir que los perros se encuentren cómodos con lo que van a vivir cuando sean entregados en adopción”, dice Victoria Wells, gerente de la sociedad y encargada de corregir la conducta canina de los animales maltratados y de su reeducación.

El primer paso del proceso consiste en relacionarse con las “Personas que los miran y se preocupan por ellos, los pasean y los cuidan. Se trata de un proceso de socialización denominado de “no intervención “.

El material de lectura no parece tener mucha importancia. El Sr. Gitt, de 58 años, un diseñador de interiores, ha comenzado a leer la novela de Wallace Stegner “El cruzar a la seguridad.” Otros lectores que dedican sus tareas de lectura a estos animales maltratados, se traen libros o revistas para niños.

“Mientras que la lectura sea realizada con un tono de voz suave, sabemos que la disfrutan”, dice Hildy Benick, de 69 años, un voluntario que ha colaborado con el programa de lectura desde sus inicios, a finales de 2013.

Pero fue la Sra. Wells quien tuvo la idea de realizar un programa de lectura, después de haber estado años de tocando la guitarra – en su mayoría canciones de los Beatles – para perros convalecientes de traumas y maltrato. “No todo el mundo sabía tocar la guitarra, y yo quería hacer algo que pudiera hacer cualquier persona,” dice.

Los beneficios de la lectura son difíciles de medir ya que a los perros también se les proporciona una gama completa de entrenamiento y terapia conductual. Sin embargo, hay algunas diferencias, señala Wells.

“Sabemos después de cada período de sesiones el progreso que están teniendo”, dice. “Porque durante las primeras sesiones el perro suele estar encogido en la parte trasera de la perrera, y poco a poco va moviéndose hacia delante, se tumba, se relaja; y mas tarde puede llegar a menear la cola”.

Esta sociedad, es pionera en este tipo de programas de voluntariado de lectura para perros maltratados.

Comments are closed.