Noticias, razas caninas, psicología, enfermedades y cuidados
Domingo, 26 Febrero, 2017

Fotografía cortesía de:  Maite Rodríguez Photography

El perro acuario (del 20 de enero al 18 de febrero)

 

La mitología egipcia y de los antiguos sumerios representaban el signo de Acuario como un hombre de cuyas manos u hombros manaba agua que derramaba sobre una vasija. Pero, sin duda, es la mitología griega la que aporta el mito más famoso y extendido sobre el griego Ganímedes.

Este era una bello adolescente, de quien se enamoró el mismísimo Zeus hasta el punto que decidió raptarlo, transformándose para ello en águila. Se lo llevó al Olimpo de los Dioses y lo hizo inmortal, convirtiéndolo en el copero o aguador de los dioses y, más tarde, lo puso en los cielos como la constelación de Acuario. Con su cántaro que nunca se vaciaba, Ganímedes servía a los dioses la ambrosía, bebida que les otorgaba la inmortalidad y eterna juventud.

Como dato curioso y para complementar analogías, cabe destacar que astronómicamente, Urano se comporta de un modo completamente diferente al resto de los planetas en nuestro sistema solar. El eje de rotación de Urano está de lado con respecto al plano del Sistema Solar, con una inclinación del eje de 97,77°.

Esto produce cambios en las estaciones de un modo completamente diferente al de los demás planetas mayores. Se puede visualizar la rotación de otros planetas como peonzas inclinadas respecto al plano del Sistema Solar, mientras que Urano rota más bien como una pelota rodando inclinada.

La representación mítica del signo de Acuario, por tanto, está asociada a dos ideas fundamentales: por un lado, estamos ante un signo de naturaleza humana o evolucionada y muy original, donde el lado intelectual domina sobre los impulsos, y la cabeza gobierna sobre el corazón.

Esto se refuerza con el hecho de que pertenece al elemento aire y a la triplicidad fija, lo que indica que es de naturaleza claramente mental. Los perros nacidos bajo este signo son, por tanto, muy serviciales, sociables, obstinados, amables, abiertos y diplomáticos con todo el mundo. Urano es el planeta regente del signo, con el que tiene una indudable afinidad.

Es el planeta de la amistad, lo nuevo, lo diferente, lo imprevisto y lo inesperado y refleja similares comportamientos en los perros. Son listos, racionales y prudentes y pueden mostrar una naturaleza complicada e incluso contradictoria. Son perros siempre cambiantes y difíciles de conocer. Valoran mucho su libertad y defienden con ardor su independencia. Siempre tienen algo que los diferencia de los demás perros, ya sea su personalidad, apariencia externa o comportamiento.
Tienen un temperamento nervioso y original. Están predispuestos a cambios de humor súbitos e inesperados y nunca se sabe cómo amanecerán al día siguiente, y aborrecen especialmente las actitudes posesivas en sus relaciones. Son muy inteligentes, inconformistas, no le gustan las jerarquías, ni las imposiciones, ni siquiera a la fuerza.

También son algo rebeldes, por lo que necesitarán una educación que no los oprima y coarte en su libertad. Si tienen a su alcance un juguete mecánico, este despertará su curiosidad innata y tratará de averiguar porqué se mueve. No son perros comilones, e incluso si están distraídos, pueden olvidarse de comer. Otro rasgo particular del signo es que no les agrada que los toquen o acaricien demasiado.

Asimilan con rapidez todo tipo de conocimientos porque poseen una mente rápida y aunque les pueden gustar las escuelas de adiestramiento canino porque despierta su curiosidad y capacidad de aprendizaje, también podrían aburrirse si se les somete a una rutina diaria. Con estos perros conviene probar métodos novedosos de enseñanza canina, teniendo en consideración sus cualidades e inteligencia y tratando en la medida de lo posible de no ponerlos nerviosos con la excesiva repetición de las actividades o ejercicios.

Los perros del signo Acuario pueden sorprender a sus propietarios y adiestradores por la rapidez con la que aprenden y por su facilidad de adaptación y capacidad de análisis. Sin embargo, no son demasiado pacientes y pretenderán que sus profesores vayan deprisa. No les resulta estimulante competir con los demás y pueden abandonar de manera imprevista un concurso, sin que haya motivo aparente.

No es un perro deportivo y puede tener momentos de retiro voluntario, abstrayéndose del resto del mundo, lo cual le sirve para mantener su equilibrio psíquico. No es conveniente gritarles, ya que esto los puede poner nerviosos y desequilibrarlos. Sometidos a mucha presión psicológica, los perros nacidos bajo el signo de Acuario, pueden presentar comportamientos neuróticos.

Es un perro muy servicial, lo cual le hace especialmente apto para las tareas humanitarias: acompañando ciegos, ayudando a encontrar personas desaparecidas o en cualquier tarea relacionada con la ayuda humanitaria.

En general, las personas y perros que pertenecen al elemento aire (Géminis, Libra y Acuario), serán quienes se entenderán mejor con el perro del signo acuario; estos serán quienes tendrán menos dificultades para educarlos convenientemente, dada la afinidad existente entre seres del mismo elemento.  En menor medida pueden llevarse bien con los signos de fuego (Aries, Leo y Sagitario), y no existe demasiado entendimiento con los signos de tierra y agua.

La salud del perro Acuario

El signo de Acuario rige especialmente las piernas y tobillos en las personas y por analogía en los perros rige las patas, por lo que se relaciona con todos los problemas y traumatismos de esta zona: espasmos, fracturas o dislocaciones. También rige la circulación sanguínea periférica y los problemas de salud relacionados con ésta.

Asimismo, los trastornos nerviosos, los problemas de vejiga, las hemorroides, hidropesia o la gota. Finalmente, trastornos psíquicos: depresión, melancolía o carácter esquizoide.

Es de destacar especialmente una tendencia a la neurosis en estos animales, debido fundamentalmente a la presión ejercida por adiestradores o propietarios, si estos lo presionan o tratan de manera inadecuada, sin tener en consideración el signo del perro. Un animal neurótico es propenso a presentar muestras de agresividad o a ladrar incesantemente.

No es nada aconsejable dejar atado durante mucho tiempo a ningún perro, pero especialmente en el caso de los perros nacidos bajo el signo de Acuario, la pérdida de libertad les podría provocar una neurosis difícil de tratar.

 

El perro ideal para una persona nacida bajo el signo de Acuario

El perro ideal para una persona nacida bajo el signo de Acuario es…….un perro del mismo signo. O una raza de tipo acuariano como, por ejemplo, el Chihuahua. Al compartir  las mismas características psicológicas, se entenderán perfectamente. Los Acuario tienen muchos intereses distintos y les gustan los perros que no demanden demasiada atención, sean independientes, inteligentes y originales.

Al signo de Acuario no le agradan demasiado las muestras de cariño, por lo que les incomodan los perros que demandan continuas muestras de afectividad. Al ser Acuario un signo muy independiente, no desea un perro que  se muestre excesivamente “pegajoso”, ni faldero. Como los Acuario suelen tener un círculo grande de amistades,  el perro que les acompañe deberá ser especialmente sociable y no tener un carácter dominante, ni posesivo.

Por supuesto, un perro nacido bajo el signo de Géminis y Libra, también se llevará estupendamente con una persona Acuario, con quien al pertenecer al mismo elemento de aire, tendrá una gran afinidad. Así que si paseas por la calle y ves un perro verde, junto a un amo de aspecto bohemio, es muy probable que tengas delante de ti un perro Acuario con un propietario Acuario.

Las razas más exóticas y raras, serán también las que más atraigan a una persona Acuario: un Perro Chino Crestado, un Saluki, un Basenji, un Dálmata, o cualquier perro “poco común”, serán algunas de las razas preferidas por los nativos de Acuario. Y ahora, si te ha gustado este artículo, por favor, compártelo en Twitter.

Written by

Amante de los animales, la naturaleza, y la fotografía. Redacto artículos para mi blog canino, tratando de seleccionar temática que le sea de utilidad al lector, especialmente sobre enfermedades, razas, cuidados y los últimos avances científicos de nuestros fieles y peludos compañeros.