Noticias, razas caninas, psicología, enfermedades y cuidados
lunes, 16 octubre, 2017
HomeHistoria del perroLa caza en la antigua Grecia

La caza en la antigua Grecia

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
springer spaniel

Foto cortesía de: Penelope Malby
https://www.flickr.com/photos/penel/

 
La caza gozaba de gran consideración entre los antiguos griegos. Homero y Jenofonte encomiaron sus virtudes: el primero, hablando de Telémaco, alabó sus méritos de cazador; el segundo, autor de Kunegetikos (tratado cinegético), parece haber sido, si no un cazador consumado, si, en todo caso, un observador atento de las cosas de la naturaleza.

El tratado habla de los perros, de los métodos de caza, de los animales y del comportamiento del hombre frente a éstos, con ingenio y competencia. Dedica una gran parte de su obra a las ventajas de los ejercicios cinegéticos, y la necesidad que tiene el soldado, y sobre todo el oficial, de practicar ese deporte.

Es indudable que en Grecia se practicaba muchísimo la caza; casi todos los héroes de Homero eran cazadores, y entre los más célebres figuran Ulises, Ayax, Telamón, Patroclo y Aquiles.

Sin embargo, tanto en Grecia como en Italia, países esencialmente agrícolas, la caza sólo representaba una actividad secundaria, salvo en las regiones donde el cultivo se hacía difícil por lo abrupto de sus montañas y donde los pastores, para proteger sus rebaños, se iniciaban en el empleo de trampas como la liga y los lazos.

Según sostiene el etnólogo Herbert Kuhn, los pueblos itálicos y helénicos fueron principalmente agricultores desde la más remota antigüedad, tal como lo atestiguan los dibujos diluvianos, contrariamente a lo que podemos decir de los iberos y germanos.

Poco interesante desde el punto de vista económico, la caza era considerada como una diversión propia de los más valientes. Sin embargo, en los bosques de Macedonia y del Epiro, donde abundaban los jabalíes, los leñadores no se abstenían de perseguirlos y matarlos, principalmente por la cantidad de carne que suministraban estos animales a los poblados. desprovistos de otros recursos alimenticios.

El uso del perro era habitual en estas regiones, que empleaban a este animal como auxiliar en las batidas. Sus peculiares cualidades despertaron en los romanos el afán de poseerlos, e hicieron traer unas parejas para reproducirlos en su país. Son los animales que vemos en los bajorrelieves, donde son presentados como compañeros afectuosos e indispensables para los cazadores.

Parece probable que la raza de estos perros se derivó de un cruce de lebreles asiáticos y dogos, pues sus representaciones nos muestran una cabeza grande sobre un cuerpo esbelto y ágil, de pecho hundido y miembros largos y musculosos, adecuado para la persecución. Habrían heredado la rapidez de los primeros y la fuerza y el vigor de los segundos.

Los espartanos y los atenienses consideraron la caza como un ejercicio deportivo y la introdujeron en sus juegos, donde el hombre y el animal se enfrentaban en igualdad de condiciones. Utilizaban principalmente la jabalina y, algunas veces, la daga o el puñal. Sabemos que Ulises fue herido en el muslo por los colmillos de un viejo jabalí solitario y que, gracias a la cicatriz, le reconoció la fiel Euriclea.

La habilidad alcanzaba su punto culminante en la caza a caballo, pues la flecha que alcanzaba al animal debía ser lanzada por el jinete sin reducir el galope de su cabalgadura. Mientras los adultos realizaban estas hazañas, los jóvenes se adiestraban con la honda contra las palomas y las tórtolas, o contra las piezas menudas que abundaban en los bosques  y en los llanos.

En el norte de Macedonia se cazaba el oso con hacha, arma pesada y cortante por ambos lados, mientras que las liebres eran cazadas con redes en forma de nasa (cesta de boca estrecha que llevan los pescadores para echar la pesca), en cuanto la nieve permitía seguir su rastro.  Jenofonte explica, en su tratado, el modo de tender estas redes.

Además, insiste prolijamente en la necesidad de respetar las fuentes y los arroyos, así como los frutos silvestres requeridos por los animales para su alimentación, tanto más cuenta que estos productos eran de propiedad común en aquellos tiempos.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.