Noticias, razas caninas, psicología, enfermedades y cuidados
Domingo, 26 Febrero, 2017
 

La cria selectiva de perros miniatura puede provocar graves malformaciones cerebrales

Fotografía cortesia de : Ashley Baxter




La cría y selección de una raza determinada para obtener perros enanos puede originar graves problemas a nivel cerebral en estos animales, que los científicos todavía no han terminado de investigar.

 

En un reciente estudio realizado por un equipo de científicos publicado en plos One, se ha podido concluir que los cerebros de los perros seleccionados para disminuir su tamaño están excesivamente comprimidos y presionan el cráneo.

Este problema es conocido como malformación de Chiari y puede provocar fuertes dolores de cabeza en el animal, problemas para caminar y parálisis.

La malformación de Chiari puede describirse como tratar de meter un pie grande dentro de un zapato pequeño, según el autor principal del estudio, Clare Rusbridge de la Nueva Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad de Surrey.

El perro con esta malformación puede llegar a tener las cavidades llenas de líquido en la médula espinal. Esta condición puede estar asociada a displasia del hueso occipital que resulta en masificación de la fosa caudal, obstrucción del flujo de LCR y siringohidromielia secundaria. 

En las malformaciones tipo Chiari, aproximadamente el 70% de los casos en los que se opta por el tratamiento médico experimentan mejoría, pero no suele ser completa. Si el tratamiento médico no da buenos resultados se puede optar por la cirugía, que consiste en la descompresión quirúrgica de la fosa caudal (craniectomía suboccipital), que es el tratamiento de elección en humanos.

Actualmente no existe mucha información para establecer un pronóstico claro, debido al reciente reconocimiento de esta enfermedad. El pronóstico depende de la gravedad de los signos y de si la causa subyacente puede tratarse. Se han descrito buenos resultados en las malformaciones tipo Chiari tratadas quirúrgicamente.

Esta enfermedad puede afectar a muchas razas de perro de las denominadas “toy” o enanas, pero principalmente afecta al Grifón de Bruselas, Cavalier King Charles Spaniel, Chihuahua y los cruces de chihuahua.

Para el desarrollo de este estudio, Rusbridge y su equipo tomaron muestras del cerebro, cráneo y vértebras de los perros afectados y compararon los datos con mediciones tomadas de perros Grifones sanos.

El equipo pudo descubrir que los grifones que tenían esta enfermedad tenían la frente mas alta que los demás. La enfermedad también había causado cambios en la forma del cerebro y los animales que estaban gravemente afectados también tenían el cerebelo ( la zona posterior del cráneo) situado por debajo la mayor parte del cerebro.

Aunque los perros miniatura pueden parecer un bonito juguete, hay que tener en cuenta que la cría selectiva para obtener una disminución exagerada del tamaño en la raza, puede originar graves malformaciones cerebrales y mucho dolor para el animal.




Este problema también puede aparecer por  si solo, sin la intervención de ningún criador y la enfermedad puede afectar también a los seres humanos cuando ciertos huesos craneales se unen demasiado temprano, provocando que algunas zonas del cerebro comiencen a presionar a través de una apertura en la base del cráneo. La malformación de Chiari también afecta  a 1 de cada 1280 humanos.

Algunos criadores pueden propiciar la aparición de la enfermedad al tratar de obtener cachorros excesivamente pequeños, incluso por debajo del estandar de la raza para satisfacer las demandas de compradores caprichosos.

Para prevenir la enfermedad hay que involucrar a los criadores y darles consejos prácticos para evitar su aparición, pero también es importante concienciar al público de que el atractivo de conseguir un perro de tamaño miniatura puede provocar la aparición de esta enfermedad de grave pronóstico y no merece la pena sacrificar el tamaño por la salud del animal.

Por otra parte, existen criadores responsables que invierten tiempo y dinero en la detección y prevención de la enfermedad y crían cachorros sanos y atractivos, por lo que es importante informarse con detalle de las enfermedades de los progenitores y hermanos del cachorro antes de adquirir un ejemplar de las razas propensas a contraer esta malformación.

Otra opción es adoptar un perro mestizo de tamaño pequeño en cualquier refugio o asociación protectora de animales.

En el futuro, los investigadores esperan poder desarrollar nuevos métodos mas sofisticados para la detección de la enfermedad y poder realizar el diagnóstico a una edad mas temprana y mediante un solo escaneo con el MRI (escáner de resonancia magnética).



Written by

Amante de los animales, la naturaleza, y la fotografía. Redacto artículos para mi blog canino, tratando de seleccionar temática que le sea de utilidad al lector, especialmente sobre enfermedades, razas, cuidados y los últimos avances científicos de nuestros fieles y peludos compañeros.