to top

La relación entre agresividad y educación errónea del perro

caniche gigante
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.




Fotografía cortesía de: Emma Mayfield

El equipo de investigación de la Universidad de Córdoba (UCO) ha analizado una serie de factores externos e inherentes a los perros para comprender su agresividad, y han comprobado que los factores externos, modificables y dependientes del dueño, influyen más en los animales.

Según Joaquín Pérez-Guisado, autor principal de este estudio e investigador de la UCO, algunos factores que provocan agresividad en los perros son: el hecho de que los dueños sean novatos, es decir, no hayan tenido anteriormente otro perro, no someterlo a un entrenamiento de educación y obediencia básico, consentir o mimar al perro en exceso, adquirir el perro con los propósitos de regalo o capricho, castrar a las hembras, dejarle la comida siempre a su alcance, o dedicarle poco tiempo.

El desconocimiento de todos estos factores potencia la agresividad en estos animales, cuyo resultado es una mala educación al perro por parte del dueño.
Este estudio ha sido publicado en el Journal of Animal adn Veterinary Advances, y nos facilitan los siguientes datos: cerca del 40% de las agresiones por dominancia del perro están vinculadas a dueños poco autoritarios que nunca han educado para la obediencia a sus mascotas, o lo han hecho muy poco.



La raza no influye en la agresividad del perro:

Los investigadores analizaron un total de 711 perros, de los cuales 345 eran machos y 357, hembras. 594 Eran de raza, y 117 mestizos mayores de un año de edad.

Entre las razas analizadas se encuentran el Bull Terrier Inglés, el American Pit Bull Terrier, el Pastor Alemán, el Boxer, el Rottweiler, el Dobermann, y otras razas aparentemente más dóciles como el Dálmata, el Setter Irlandés, el Golden Retriever, el Labrador Retriever, el Caniche Miniatura, el Chihuahua, el Pequinés, y el Bulldog Francés, que también suelen tener cierta predisposición a mostrar en ocasiones actitudes dominantes.

Según Pérez-Guisado, determinadas razas, el sexo masculino, el tamaño pequeño, o la edad de 5 o 7 años son los factores asociados a una mayor agresividad por dominancia en el perro. Sin embargo, estos factores representan un peso mínimo en un comportamiento agresivo. Influye más el modo de actuación del dueño o de la dueña del perro.

Para corregir un mal comportamiento en el perro, los propietarios deben seguir un entrenamiento adecuado para restablecer la dominancia sobre sus mascotas.

Sin embargo, también puede existir un factor que condicione la agresividad en el perro: un problema de salud. Perros que nunca han mostrado problemas de agresividad pueden volverse agresivos si adquieren algún tipo de enfermedad.




Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Maite Rodríguez

<p>Amante de los animales, la naturaleza, y la fotografía. Redacto artículos para mi blog canino, tratando de seleccionar temática que le sea de utilidad al lector, especialmente sobre enfermedades, razas, cuidados y los últimos avances científicos de nuestros fieles y peludos compañeros.</p>

})(jQuery)