Noticias, razas caninas, psicología, enfermedades y cuidados
Martes, 30 Mayo, 2017
 

Canine Cellmates, un programa de reinserción de reclusos y adopción de perros de refugio

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Canine Cellmates, un programa pionero en la reinserción de reclusos y adopción de perros abandonados, es una iniciativa de su fundadora, Susan Jacobs-Meadows.

Se trata de un programa implantado en el año 2013 en la prisión de Fulton, en Georgia, Estados Unidos, denominado “Compañeros de Celda Caninos” (Canine Cellmates) donde los reos cuidan, entrenan y conviven durante un tiempo con perros que de otra forma habrían sido sacrificados en los refugios caninos. De esta manera, se pretende rehabilitar socialmente a los prisioneros que colaboran en el programa, y ganar un tiempo precioso que servirá para evitar que estos perros sean sacrificados, mientras se les busca un hogar de adopción.

Cuando los prisioneros pasan demasiado tiempo en las cárceles, acaban perdiendo su autoestima, pero cuando conviven con los perros y estos empiezan a confiar en ellos y darles cariño, se genera un cambio de actitud muy positiva para el reo.

Los reos juegan, duermen y hacen ejercicio con sus perros, lo que genera beneficios terapéuticos para ambos.

Canine Cellmates en un principio era una iniciativa destinada a salvar la vida de los perros que habían sido abandonados debido a problemas de conducta, y cuyo destino era el sacrificio, para que pudieran tener una segunda oportunidad en un hogar estable, y generar en los reclusos al mismo tiempo un cambio positivo que aumentase su autoestima.

Sin embargo, aunque Susan Jacobs-Meadows pensó que los dos objetivos principales era conseguir encontrar hogares de adopción para los canes, y la reinserción de los presos, confiesa que al principio no era demasiado consciente de los problemas reales a los que deben enfrentarse los presos una vez que salen de prisión, por lo que decidió que la fundación los siguiese apoyando también después de salir de la cárcel, buscando empresarios que los quieran contratar, y entregándoles tarjetas para que puedan comer y subsistir mientras encuentran una ocupación.

La fundación Canine Cellmates busca voluntarios que puedan ayudar colaborando en todo tipo de tareas, así como a personas o familias que quieran adoptar los perros, y se mantiene también mediante donativos.

La fundación tiene como objetivo ayudar a los individuos a convertirse en buenos ciudadanos humanos y caninos, así como reducir la reincidencia en los delitos cometidos por los reos.

Los datos son desalentadores: Alrededor del 10% de los casi 4 millones de perros que viven en los refugios caninos de los EEUU fueron abandonados por problemas de conducta, mientras que entre el 70 y el 80% de los ex-convictos, regresaban de nuevo a las cárceles del estado de Georgia después de haber disfrutado una media de 3 años de libertad.

A los alumnos se les enseña a modificar su conducta en pasos muy sencillos y fáciles de ejecutar, lo que además de gratificante, en ocasiones resulta incluso bastante divertido.

Para alcanzar los resultados deseados se emplean técnicas de refuerzo positivo. En el mundo de los delincuentes reincidentes existe habitualmente un refuerzo negativo de castigos y agresiones, pero la fundación Canine Cellmates utiliza métodos que están libres del uso del miedo, la fuerza, la coacción, el soborno o la violencia, para lograr resultados positivos en las personas que participan en el programa.

Los perros son adiestrados con el método del clicker, que se considera la herramienta más eficiente para comunicarse con los animales, y el descubrimiento por parte de los reclusos de otra forma de hacer las cosas, a menudo es tan gratificante para el profesor como para el alumno.

Además de la formación en los conceptos básicos del adiestramiento mediante el clicker, Canine Cellmates también aboga por la rehabilitación completa de la persona: espiritual, mental y física.

A los perros se les reta mediante juegos mentales y físicos, y la fundación realiza concursos y encuentros diarios. Mientras tanto, a los reclusos se les anima a abrir sus mentes y a comprometerse con el grupo de coordinadores. Cada semana se aborda un tema distinto que ayudará a controlar los impulsos, enfocar la atención y cultivar la paciencia de los individuos, en un plan de estudios integral que abarca todos los aspectos del bienestar canino y humano, para que puedan enfrentarse posteriormente a cualquier problema de la vida cotidiana.

Sin embargo, el trabajo de la fundación no finaliza cuando el recluso ha salido de la cárcel, porque podrán ser acompañados a lo largo de su vida en libertad, fuera de las paredes de la cárcel del condado de Fulton, siempre que el ex-convicto lo desee. El equipo de voluntarios también ayudará posteriormente a que los perros se adapten a la vida en sus nuevos hogares.

Una vez mas, el perro demuestra que es capaz de conseguir cambiar la vida de las personas de manera positiva. Los perros son los verdaderos ángeles protectores de la humanidad.

 

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Share Post
Written by

Amante de los animales, la naturaleza, y la fotografía. Redacto artículos para mi blog canino, tratando de seleccionar temática que le sea de utilidad al lector, especialmente sobre enfermedades, razas, cuidados y los últimos avances científicos de nuestros fieles y peludos compañeros.