to top

Como evitar que tu hogar huela a perro

mestizo baño




Fotografía cortesía de: Emma Mayfield

Sigue estas directrices para evitar que tu casa huela a perro

Si deseas adoptar un perro pero te frena el hecho de saber que cuando entre a formar parte de tu familia, tu casa comenzará a oler diferente, estos sencillos consejos te ayudarán a conseguir evitar este problema.

No todos los perros desprenden el mismo olor, los hay que huelen menos que otros, en algunos casos también depende de la raza, el tipo de pelo que tengan, si están en el jardín, etc.

Baña al perro

Si nunca lo has bañado, deberías hacerlo ya. La frecuencia de los baños dependerá del tipo de pelo que tenga y de su piel. Pide consejo a tu veterinario para no bañarlo demasiado a menudo, ya que esto podría provocar un efecto contrario al deseado: aunque parezca una contradicción si lo bañas demasiado olerá más.

Un perro de pelo largo se ensucia mas a menudo que uno de pelo corto, por lo que necesitará un baño al mes y cepillados diarios.

Artículo relacionado: ¡A bañarse!




Cepíllalo a menudo

Bañar a nuestro perro elimina la suciedad pero también el pelo que le sobra, sin embargo cepillarlo quita el pelo suelto que se le ha quedado en el cuerpo. Los pelos sueltos contribuyen al mal olor de nuestro amigo peludo.

Utiliza la aspiradora

El pelo muerto que se desprende a diario del perro es una de las causas que contribuyen a que la casa huela mal, por eso es necesario pasar la aspiradora con frecuencia y si es posible, a diario. Vacía la bolsa y lava a menudo los filtros de la aspiradora.

Elimina el olor del suelo

Limpiar el suelo con vapor mata las bacterias que el perro trae a casa en las patas. Si no tienes una vaporizadora puedes echar un poco de vinagre en el agua cuando pasas la fregona. El vinagre blanco posee propiedades desinfectantes y elimina olores.

Quita el pelo de los muebles

Si tu perro se sube al sofá puedes quitar los pelos con una cinta adhesiva ancha o con un cepillo especial para la ropa.

La cama del perro

Lava la funda de la camita del perro. Nada retiene mejor el olor que una cama sucia. Cuando compres una cama, elige una que tenga funda lavable. Si tienes dos camitas, mejor. Así mientras lavas una, se puede dormir en la otra y puedes lavarla con la frecuencia necesaria.

No olvides limpiar también sus juguetes.

Ventila la vivienda

Ventilar la vivienda a diario abriendo las ventanas no sólo es bueno para eliminar olores, sino también para que entre aire fresco y limpio.

Utiliza ambientadores

En las tiendas venden multitud de ambientadores para el hogar. Elige el que más te guste y colócalo a la entrada de la vivienda.

La mayoría de las medidas recomendadas son sencillas y de sentido común, pero a veces necesitamos un recordatorio para aplicarlas. Convertir estos consejos en hábitos servirá para que puedas adoptar un perro evitando los inconvenientes del mal olor.




Maite Rodríguez

Amante de los animales, la naturaleza, y la fotografía. Redacto artículos para mi blog canino, tratando de seleccionar temática que le sea de utilidad al lector, especialmente sobre enfermedades, razas, cuidados y los últimos avances científicos de nuestros fieles y peludos compañeros.

})(jQuery)