to top

Consejos para los días más calurosos del año

dalmata
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Fotografía cortesía de: Prickig




Como cada año durante la época estival, debemos estar preparados para proteger a nuestro can de los días más calurosos del año y especialmente durante  las olas de calor.

Del mismo modo que las personas deben tomar precauciones ante esta situaciones extremas, se deben tomar también medidas de prevención para proteger a nuestros animales domésticos de la mejor manera.

Precauciones dentro y fuera del hogar:

Cuando las temperaturas suben en grados extremos, pueden provocar el temido golpe de calor en nuestras mascotas,  así que lo mejor en estos casos es mantener al perro dentro de la vivienda, bajar las persianas y cerrar las ventanas en caso de que el aire sea muy caliente.

Si nuestras mascotas no pueden estar dentro de casa, conviene que en todo momento dispongan de un lugar donde haya sombra a cualquier hora del día.

Evita que en el recinto donde se aloja el perro haya restos de plásticos, cristales o cualquier material propenso a calentarse, puesto que concentraría el calor en la zona donde se encuentra el animal, lo que contribuiría a aumentar la temperatura.

En el agua:

weimaraner

Foto cortesía de: T. Vela http://chasinglightphotography.zenfolio.com/ http://www.flickr.com/photos/tvpweb/

Habrá que ponerle todos los días agua limpia y fresca y dejar el bebedero en un lugar que no esté expuesto al sol, y si fuera necesario, ponerle un recipiente más grande para que nunca se quede sin agua.

Si tienes una piscina pequeña de plástico, puedes meterlo dentro un rato y jugar con él mientras se refresca.




También se les puede mojar con una manguera, aunque esto quizás no le agrade tanto.

 

Si no estás en casa:

Pídele a algún amigo o vecino que vigile de vez en cuando al perro cuidando que tenga a su alcance siempre agua limpia y fresca y un lugar a la sombra durante todo el día.

En caso de que tengas que ausentarte de casa, llévate al perro siempre que te sea posible.

Durante los paseos:

No salgas a pasear durante las horas principales del día, y especialmente entre las 11 y las 19 horas. Trata al perro como a un niño o un anciano, durante una ola de calor: no permitas que haga esfuerzos ni ejercicio. Elige las primeras horas del día o las últimas horas de la tarde para salir a dar una vuelta con él.

Si sales a pasear, llévate agua para el perro y si notas que está especialmente cansado, haz una pausa para descansar. El asfalto y la arena pueden provocarle quemaduras en las patas. Tampoco es conveniente que se meta en las aguas de cualquier río o lago, ya que el calor puede afectar a la calidad del agua y podría coger una infección bacteriana, originándole diarrea o vómitos, lo que podría producirle una molesta gastritis con posible deshidratación.

Las razas más propensas al calor:

Son todas aquellas razas de perros que tienen el hocico corto (braquiocefalia), por ejemplo, el boxer, shih-tzu, carlino, bulldog inglésbulldog francés, etc.

Debido a esta particular característica, estos animales son especialmente sensibles a la subida extrema de las temperaturas, ya que les cuesta más eliminar el calor del cuerpo que a los perros de morro largo. Por ello, no es recomendable que estén expuestos al sol durante las horas punta del día, ni realicen ejercicios mientras haga calor.



Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Maite Rodríguez

<p>Amante de los animales, la naturaleza, y la fotografía. Redacto artículos para mi blog canino, tratando de seleccionar temática que le sea de utilidad al lector, especialmente sobre enfermedades, razas, cuidados y los últimos avances científicos de nuestros fieles y peludos compañeros.</p>

})(jQuery)