to top

El hipo en el perro

pastor de shetland sheltie
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Causas y tratamiento del hipo en el perro

 

El hipo es una contracción espasmódica, involuntaria y repetitiva del diafragma y los músculos intercostales que provoca una inspiración súbita de aire.

El diafragma que es uno de los músculos fundamentales para la respiración de los mamíferos, se contrae expandiéndose el tórax a continuación, y permite que el aire entre en los pulmones a través de la tráquea durante la inspiración.

Cuando se relaja de nuevo, el tórax se contrae y el aire sale de los pulmones a través de la boca y la nariz.

Este se produce de manera involuntaria en todos los animales mamíferos que poseen diafragma, incluyendo al perro. El hipo es una reacción muy frecuente en los perros, especialmente durante la etapa de cachorro.

Existen muy pocas investigaciones realizados para averiguar la causa, aunque es una creencia común que el hipo en los perros es causado por las mismas razones que aquellas que las causan en las personas.

 

Hay tres razones principales por las que se puede contraer hipo: comer muy rápido, demasiada emoción y nervios, y alimentos con elevado contenido en grano.

 

Los perros, especialmente los cachorros, con frecuencia pueden excitarse demasiado por jugar, porque acaba de llegar su propietario, o bien porque es la hora de comer. En estos casos pueden comer o beber demasiado rápido, tragando aire. El aire atrapado en el estómago puede ser la causa del hipo en el perro.

El hipo también puede ser provocado por un cambio brusco de temperatura, aunque esto suele ser menos frecuente. En este caso habrá que mantener al perro en un lugar con temperatura estable para que se le quite y abrigarlo bien si hace frío.

 

Fotografía cortesía de: Katie McLellan http://www.flickr.com/photos/22020982@N05/

Fotografía cortesía de: Katie McLellan
http://www.flickr.com/photos/22020982@N05/

 

También los elevados niveles de excitación hacen que el animal tenga respiraciones rápidas y superficiales y el exceso de ladridos puede irritar la garganta y el diafragma del  perro, lo que puede llevarlo a tener un ataque de hipo.

 

Para paliar o evitar en la medida de lo posible que el perro tenga un ataque de hipo, conviene tener en cuenta estos consejos:

 

  1. Si el perro tiene hipo con mucha frecuencia podría ser provocado porque puede haber algo en su alimentación que lo produzca. Siempre que sea posible, hay que alimentarlo con piensos de alta gama y evitar el contenido en granos.
  2. Ante un repentino ataque de hipo, dale agua. A menudo, beber lo suficiente reduce el hipo o lo hace desaparecer, igual que ocurre con las personas.
  3. Saca al perro a correr, juega con él tirándole la pelota para que la recupere o que participe en cualquier actividad física.
  4. Alimenta al perro enseñándole a comer despacio.

Por último, si consideras que estos ataques de hipo le dan con demasiada frecuencia, llévalo al veterinario. La duración normal suele durar unos pocos minutos.

Pero si el hipo le dura más de 30 minutos o aparece tos, náuseas o vómitos o cualquier otro síntoma, conviene contactar con el veterinario porque podría tratarse de una enfermedad.

Para finalizar, recuerda que todo lo que puedas leer en este artículo, en libros o en cualquier otro sitio de internet, nunca sustituye los conocimientos de los veterinarios, que son los que mejor te podrán orientar en el cuidado de tu mejor amigo.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Maite Rodríguez

<p>Amante de los animales, la naturaleza, y la fotografía. Redacto artículos para mi blog canino, tratando de seleccionar temática que le sea de utilidad al lector, especialmente sobre enfermedades, razas, cuidados y los últimos avances científicos de nuestros fieles y peludos compañeros.</p>

})(jQuery)