Noticias, razas caninas, psicología, enfermedades y cuidados
Martes, 30 Mayo, 2017
 

El perro dominante: ¿verdad o mito?

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Fotografía cortesía de: Jan Dix

La verdad acerca del concepto de “perro dominante”

Respecto al concepto que tienen muchas personas acerca de lo que es un perro dominante hay que aclarar en primer lugar, y aunque pueda parecer una obviedad, que los perros no hacen cruzadas para dominar el mundo.

No son lobos sociales luchando constantemente para ser perros “alfa”, y tampoco tratan de controlar todas las situaciones.

Al contrario de lo que muchas ideologías de entrenamiento y medios de comunicación modernos nos han hecho creer, la mayoría de los problemas del comportamiento canino surgen debido a la inseguridad y/o al deseo de buscar y mantener la seguridad y el confort, y no por un deseo de establecer un rango superior y dominar al propietario.

Por eso, enseñarle al perro “quien es el jefe”, forzándolo a un estado mítico denominado “sumisión tranquila”, es justo lo contrario de lo que necesitan nuestros amigos peludos para un aprendizaje correcto y superar problemas de comportamiento, en el caso de que los tenga.

Cabe destacar que muchos de estos malentendidos tienen su origen en la aplicación errónea de estudios antiguos realizados con manadas de lobos en cautiverio, para comprender la dinámica de nuestros perros domésticos. Por desgracia, si se extrapolan estas investigaciones realizadas con manadas de lobos con el perro, surgen dos problemas:

  1. El perro y el lobo son de hecho, dos especies diferentes
  2. Los resultados de estos estudios han sido desmentidos incluso por los propios científicos que los han realizado

A pesar de ello, términos como “perro alfa”, “perro dominante” y “jefe de la manada” han sido incorporados a nuestro léxico y mentalidad de manera rápida y sin ningún criterio racional que lo justifique. Es interesante observar que cuando estos términos se utilizan para describir conceptos humanos de liderazgo y rango jerárquico, pueden ser útiles y usualmente no presentan ningún inconveniente.

Pero los problemas empiezan a surgir cuando asociamos estos términos con los rasgos psicológicos de nuestros perros domésticos, asumiendo de forma incorrecta que los perros utilizan los mismos valores que nosotros para identificar quien tiene un nivel superior de rango en una situación determinada.

Por tanto, debemos resistir la tentación de asignar y extrapolar a los perros nuestras propias inseguridades humanas, requisito previo y necesario para comprender y construir relaciones equilibradas y sanas con nuestro mejor amigo.

Historia de la dominación (según la ciencia)

Nuestra comprensión del término dominación ha evolucionado esta última mitad de siglo, mientras que la ciencia del comportamiento animal (etología) ha seguido estudiando las relaciones e interacciones dentro del mundo animal.

Para dejar claro este concepto, es importante comprender como el vocablo “dominación” se ha convertido en un término relevante al describir las relaciones sociales e interacciones entre perros, y entre las personas y los perros.

El término “orden jerárquico” se aplicaba para explicar las jerarquías sociales de las aves en los inicios de los años 1920, por investigadores que observaron que los pollos establecían lo que se pensaba que era un rango social, al picotearse o amenazarse mediante picoteos entre ellos.

Desde entonces, estudios mas avanzados acerca de la estructura de las jerarquías sociales han sido realizados en muchas otras especies, y los investigadores han descubierto que aunque algunos de los miembros mas dominantes en algunos grupos de animales muestran un comportamiento mas agresivo y amenazante, la mayoría de las veces desplegaban su influencia (dominación) sin el uso de la fuerza.

Otros miembros de estos grupos, en cambio, apaciguaban a sus compañeros mediante el “ofrecimiento” de un comportamiento de sumisión a los miembros mas dominantes, manteniendo de esta manera un equilibrio natural.

En otras palabras, las relaciones de dominio entre animales normalmente son ejercidas sin el uso de la fuerza, amenazas o agresiones, lo cual reduce los conflictos del grupo.

Es importante destacar que algunos de estos estudios han sido realizados con grupos de lobos en cautiverio, y los resultados de estos análisis (a pesar de haber sido desmentidos por los propios científicos que los han realizado) han sido extrapolados de manera incorrecta al comportamiento del perro doméstico.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Written by

Amante de los animales, la naturaleza, y la fotografía. Redacto artículos para mi blog canino, tratando de seleccionar temática que le sea de utilidad al lector, especialmente sobre enfermedades, razas, cuidados y los últimos avances científicos de nuestros fieles y peludos compañeros.