to top
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Fotografía cortesía de: Janneke de Graaf https://www.flickr.com/photos/jobenjanneke/5658473073/in/dateposted/

Fotografía cortesía de: Janneke de Graaf
https://www.flickr.com/photos/jobenjanneke/5658473073/in/dateposted/





La insuficiencia renal crónica en el perro

La insuficiencia renal crónica (IRC) es el trastorno renal que se detecta con mayor frecuencia en los perros. El problema de esta enfermedad es que cuando se observan los síntomas en el perro, éste ya ha perdido como mínimo el 67% de la masa renal.

Por eso, la detección temprana podría permitir mediante dietas renales específicas o tratamiento farmacológico, el retraso del avance de la enfermedad, el tiempo de supervivencia y la mejora de la calidad de vida del perro.

Informar y educar a los propietarios para que identifiquen los factores de riesgo y puedan tomar medidas preventivas, ya que existen algunas razas especialmente predispuestas a desarrollar una nefropatía.

Conviene saber que un perro aparentemente sano puede tener una disfunción renal. En primer lugar, una evaluación regular del consumo de agua en aquellas razas con factor de riesgo, del apetito y el peso corporal del animal por parte del propietario, ayudaría a la detección temprana del problema.

Para la medición de la ingesta de agua, que es el paso más sencillo, conviene saber que un consumo de agua superior a 100mL/kg se considera anormal. Sin embargo, la ingesta de agua podría variar de un día a otro, y depende también de otros factores como la actividad física, la temperatura externa, el tipo de dieta, etc. por lo que debe medirse en tres ó cuatro días consecutivos.

Se recomienda al propietario que pese el cuenco lleno de agua y que lo vuelva a pesar 24 horas después, tomando nota del diferencial. Una disminución del peso y anorexia parcial también son síntomas frecuentes en los perros con IRC.




La medición del peso corporal es menos subjetiva, pero hay que pesar al animal con regularidad en ayunas y siempre con el mismo aparato. El veterinario podrá evaluar de manera indirecta la función renal mediante análisis plasmáticos y urinarios repetidos en aquellos animales con signos clínicos leves.

 

Listado de razas genéticamente predispuestas a la insuficiencia renal crónica

 

El tratamiento de la IRC mediante dieta

Se ha demostrado que alimentar con una dieta renal al perro puede triplicar la supervivencia del mismo aunque el tratamiento alimentario sólo mejora con eficacia los signos clínicos de uremia se se administra de manera adecuada.

La restricción de fósforo de la dieta retrasa el avance de la insuficiencia renal en perros y gatos y uno de los objetivos del tratamiento es normalizar la concentración sérica de fosfato.

Para complementar la dieta podría ser necesario añadir complementos adicionales como el bicarbonato sódico, carbonato cálcico o citrato potásico. Un aporte elevado de ácidos grasos omega 3 (EPA/DHA) ayuda a limitar la disminución de la tasa de filtración glomerular.



Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

})(jQuery)