to top

¿La raza de tu perro realmente determina su personalidad?

mestizo
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

 

Fotografía cortesia de : Ashley Baxter




Los aficionados al mundo canino con frecuencia dicen que ciertos perros poseen unas características específicas determinadas por la raza, los pastores alemanes son protectores, los Golden Retrievers son amables y los Bulldog Ingleses son algo cabezotas. ¿Pero la raza del perro predice su personalidad completamente?

 

¿Que es lo que define una raza?

En realidad no podemos hablar acerca de si las razas predicen la personalidad del perro sin analizar primero lo que es una raza. Por ejemplo, ¿un cachorro de boxer es un boxer porque ambos progenitores eran de la misma raza? No. Es un poco más complicado que eso. Muchas de las razas que existen en la actualidad son relativamente recientes, son el resultado de los intentos realizados en la época victoriana para criar perros de gran calidad.

[su_quote]Por ello, los primeros criadores de nuestros perros de pura raza modernos, realmente cruzaron perros con características que encontraron convenientes, y con el tiempo crearon un pool genético limitado de perros que pueden procrear cachorros con rasgos semejantes.[/su_quote]

En el caso del Boxer, la raza se remonta a 150 años atrás, cuando los primeros criadores empezaron a cruzar un Bulldog Inglés con una raza canina ya extinguida conocida como el Brabanter Bullenbeisser.

Por ello, el Boxer lo es porque desciende de perros que fueron denominados en su día con este nombre, pero en la actualidad las razas de perros representan pools genéticos cerrados, por lo que para calificar una raza canina, esta debe venir de un linaje ininterrumpido de la misma raza, sin haberse mezclado con ningún ancestro que descienda de cualquier otra raza durante varias décadas seguidas.

Este reconocimiento de las razas a través de su apariencia física encaja aproximadamente con los estándares definidos por organizaciones como el Kennel Club británico y el American Kennel Club.




Si asistimos a exhibiciones caninas como el Crufts o el Westminster Kennel Club Dog Show, veremos que los jueces buscan que el físico de los perros se ajuste a los estándares de cada raza según el tamaño, la forma del cuerpo, el color del manto, la forma de andar y multitud de rasgos físicos, aunque un perro pueda ser penalizado también por ser tímido o por falta de atención al propietario.

En ocasiones las normas que imponen los clubs caninos para cumplir los estándares de las razas pueden llegar a ser controvertidos por muchas razones, entre las que cabe destacar que ciertos rasgos físicos de algunas razas no son saludables para los perros.

Uno de los ejemplos de esto son los pliegues en la piel del Shar Pei, que hacen a esta raza muy propensa a la dermatitis, las cabezas cortas de hocicos anchos, que dificultan la respiración al Bulldog Inglés y al Bulldog Francés (entre otras razas) y les impiden una correcta regulación de su temperatura corporal.

Algunos problemas adicionales relacionados con un acervo genético limitado provocan en algunas razas como el bóxer y el Golden Retriever, un alto riesgo de desarrollar cáncer.

Vale la pena señalar que no todas las razas de perros son reconocidas por los clubs caninos, pero un reconocimiento mayor por parte de estos clubs puede tener un efecto sobre la diversidad genética de una raza. En un artículo del año 2003 publicado en el Journal of Heredity, los investigadores encontraron una correlación mucho menor entre heterocigosidad (que tienen diferentes alelos en un locus genético particular) de una raza con el tamaño de su población que con las fechas en las que las razas fueron reconocidas oficialmente por el registro del AKC.

Las razas que habían sido reconocidas por el AKC más recientemente tenían una heterocigosidad significativamente mayor que las razas que llevaban mucho tiempo registradas.

Algunos entusiastas de la raza se oponen a las normas sobre estándares porque enfatizan en mayor medida los rasgos morfológicos que los psicológicos. Por eso, en los EEUU se fundó el Border Collie Club (USBCC) en el año 1975, para oponerse al uso por parte del AKC de las normas de apariencia física en vez de juzgar las conductas de esta raza.

Después de todo, el Border Collie es un perro de pastoreo y los fans de la raza suelen valorarlo precisamente por esas cualidades que los hacen buenos pastores como el acoso, persecución y vigilancia del ganado Por estos motivos, un Border Collie no debía de ser juzgado principalmente por la forma de su cuerpo.

Ciertos comportamientos como los relacionados con la caza y otras habilidades de los perros de trabajo, están relacionadas con ciertas razas, sin embargo, ¿significa esto que las razas se adaptan realmente a los estereotipos de personalidad que se les atribuye? Las razas y su comportamiento Los perros son sujetos especialmente interesantes para la investigación genética.

El genoma canino ha sido secuenciado y los perros varían mucho no sólo en su morfología, sino también en su comportamiento. El perro es el animal con el físico más variado que camina sobre la faz de la tierra. Y también tienen experiencias emocionales muy divergentes que los hacen distintos de su pariente cercano, el lobo.

Un estudio del año 2004 publicado en la revista Molecular Brain Research comparó la expresión de los genes en el hipotálamo, la zona que controla las respuestas emocionales y endocrinas en los cánidos salvajes y en perros y encontró que mientras que la expresión  de los genes estaba bien conservada en los cánidos salvajes, era mucho más divergente en los lobos, lo que sugiere que la selección del comportamiento que se produjo durante la domesticación dio lugar a rápidos cambios en la selección de genes del cerebro.




Parece que cada semana aprendemos algo nuevo sobre la genética que se esconde detrás de la apariencia física de los perros y hay varios proyectos de investigación en curso para comprender mejor los vínculos genéticos y el comportamiento canino.

En 1965 John Paul Scott y John L. Fuller analizaron el componente genético de las personalidades de nuestros perros probando diferentes rasgos de comportamiento de varias razas cuyos resultados publicaron en su libro: Genetics and the Social Behavior of the Dog.

En un estudio posterior del año 2006 se encontró un patrón de herencia que distinguía 16 rasgos diferentes en dos razas de perro. En 2011, la revista Genética del Comportamiento publicó los resultados de un estudio de 50 años que trazó el loci de los genes para la domesticación y agresión en el zorro.

También la Universidad de California en San Francisco, ha recopilado el ADN y varios estudios relacionados en miles de perros para su proyecto de Conducta Canina Genética, y el resultado será sin duda muy interesante y revelador para todos. Sin embargo, gran parte de nuestro conocimiento de las razas y su comportamiento viene de décadas de observación humana.

La publicación científica American Journal of Human Genetics realizó un estudio en el año 2008 sobre Genética y Comportamiento Canino que proporciona un excelente resumen de la conducta canina.

Según esta investigación hay ciertos comportamientos que están relacionados estrechamente con cada raza, y que los miembros de estas razas realizan sin ningún tipo de estimulación ni aprendizaje previo, que tienen un componente genético. Estos rasgos de personalidad son mas evidentes en las razas de trabajo.

Cuando se pretende criar un perro de pastoreo que interactúe con el ganado, acechándolo, persiguiéndolo y pellizcando las patas, deberemos escoger un Border Collie, en cambio, si deseamos obtener un perro que se ocupe de guardar el ganado, como el Mastín del Pirineo, este no deberá interactuar con el ganado.

El estudio sobre genética humana señala que conductas como señalar, recuperar, seguir y analizar probabilidades tienen fuertes componentes genéticos. Los seres humanos han elegido estos comportamientos en sus perros de caza y de trabajo, y el resultado ha sido óptimo.

Ahora, ciertos rasgos físicos y de comportamientos podrían estar vinculados. En el conocido experimento de “Farm Fox”, elaborado por el genetista Dmitri Belyaev, el investigador criaba zorros plateados que eran amables con las personas creando ejemplares cada vez mas fiables de zorros mansos.

Sin embargo, este comportamiento configuró su apariencia física de generación en generación y las orejas erectas de estos zorros se fueron plegando adquiriendo  una apariencia de cachorro.

Un aspecto destacable del Border Collie es que sufren de manera desproporcionada de fobia al ruido, lo que puede ser la consecuencia de haber adquirido un rasgo deseable que hace que esta raza sea capaz de obedecer una orden de voz o de un silbato a cientos de metros de distancia.

 

Fuente:   io9.com: Does your dog’s breed really determine its personality?     




Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Maite Rodríguez

<p>Amante de los animales, la naturaleza, y la fotografía. Redacto artículos para mi blog canino, tratando de seleccionar temática que le sea de utilidad al lector, especialmente sobre enfermedades, razas, cuidados y los últimos avances científicos de nuestros fieles y peludos compañeros.</p>

})(jQuery)