to top

Los cuidados de las orejas en los Cocker Spaniel

cocker spaniel ingles
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Fotografía cortesía de: Maite Rodríguez Photography




Las sesiones de peluquería son la ocasión perfecta para  examinar los oídos a fondo y limpiarlos bien antes del baño.  Lo mejor es hacerlo después de haberle cortado el pelo de alrededor. Los Cocker Spaniel suelen ser propensos a adquirir infecciones de oído que pueden ser secundarias a una enfermedad subyacente como el hipotiroidismo o alergias.

Si el perro sufre repetidas infecciones, hay que investigar la causa.

Es aconsejable tener preparada una botella con una mezcla del 50% de vinagre blanco con un 50% de agua. Va bien poner unas gotas en los oídos y limpiarlos con algodón.

Cuando se usan bastoncillos, hay que tener cuidado de no introducir exudación dentro del canal auditivo y agravar el problema. En ningún caso deberá entrar agua dentro de los oídos. Para evitarlo, lo mejor es ponerles tapones y secar bien las orejas inmediatamente después del baño.

Las infecciones de oído son comunes y muy frustrantes en el Cocker. Es importante conocer los factores que causan las infecciones de oído así como los problemas que hacen que sean tan persistentes.

[su_quote]Una manera sencilla de comprender las infecciones son las tres “p”: Predisposición, Primarias y Perpetuas.[/su_quote]

Le predisposición para las infecciones del oído incluye: el canal auditivo lleno de pelo, humedad, baños o natación y la estenosis. La estenosis es una reducción del canal auditivo debido a hinchazón e inflamación. Algunos perros nacen con un canal auditivo muy estrecho, lo que les predispone a sufrir infecciones. Otras causas de predisposición pueden ser un mayor número y tamaño de las glándulas del canal auditivo.




Esto suele ocurrir en los Cocker Spaniel. Las orejas colgantes que por su morfología dejan entrar poca ventilacióin, y la sobremedicación del canal auditivo también predisponen a adquirir enfermedades infecciosas.

Las causas primarias a menudo se pasan por alto cuando se diagnostica o se trata una infección del oído. Uno de los mejores ejemplos es la infección de origen alérgico.

Los Cocker Spaniel Americanos con atopia (alergias por inhalación) o alergia alimentaria, al principio suelen tener los oídos enrojecidos e inflamados, lo que les produce picor y sacuden la cabeza (no siempre se rascan).

Si el oído afectado no es tratado, se desarrollará una infección bacteriana. Para remediar la otitis se debe diagnosticar y tratar la alergia.

Otras causas primarias incluyen: seborrea primaria, enfermedades endocrinas tales como el hipotiroidismo, demodex, sarna, ácaros y enfermedades autoinmunes como el pénfigo foliáceo.

Las causas perpetuas representan los factores crónicos que hacen que la infección persista a pesar de haber sido tratadas las demás causas. En estos casos pueden incluir infecciones bacterianas, fúngicas, y del oído medio.

Las primeras suelen ser diagnosticadas y tratadas, pero si no se diagnostica la predisposición y los factores primarios, y se trata a éstos, la infección será recurrente y resistente al tratamiento.

En algunos casos se puede elaborar una solución con sulfosuccinato dioctilo de sodio, peróxido de carbamida y tetracaína (pídala en su farmacia).

Esta solución se aplica antes de hacer el lavado y es excelente para desprender la exudación. Puede ser necesario repetir el proceso varias veces hasta que la infección esté controlada.



Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Maite Rodríguez

<p>Amante de los animales, la naturaleza, y la fotografía. Redacto artículos para mi blog canino, tratando de seleccionar temática que le sea de utilidad al lector, especialmente sobre enfermedades, razas, cuidados y los últimos avances científicos de nuestros fieles y peludos compañeros.</p>

})(jQuery)