to top

Mahe, el perro de asistencia para personas autistas nunca abandona a su propietario

labrador retriever
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Fotografía cortesía de: Tagdrei




Mahe no deja a su pequeño propietario solo nunca. Ni siquiera en el hospital. Allí donde va James Isaac, un niño de nueve años con autismo, le acompaña su perro. Mahe es un Labrador Retriever, especialmente entrenado para acompañar a personas autistas.

El pequeño James depende por completo del Labrador negro para mantenerle calmado y seguro. Isaac no puede hablar y evita todo contacto ocular con su familia.

Desde que la familia adquirió a Mahe, ambos son los mejores compañeros del mundo, dice la madre. Es tan importante el vínculo que han establecido los dos, que el personal que trabaja en el Hospital Infantil de Wellington, en Nueva Zelanda, ha dado su consentimiento para que el perro no se separe del niño, ni siquiera mientras duerme.

Hace unos días, James tuvo que ser anestesiado para poder hacerle un escáner cerebral mientras Mahe miraba con mucha atención e incluso parecía bastante disgustado.

Mientras Michelle, la madre del niño se tomaba un café en el hospital, Mahe se quedó a su lado para calmarla, igual que tranquiliza al niño.

La vida de esta familia ha dado un giro notable, desde que hace dos años y medio, llegó a sus vidas el labrador negro. Salir a la calle a pasear con Isaac era una auténtica pesadilla, el niño tenía la costumbre de salir corriendo en cuanto se encontraba en algún lugar desconocido.

[su_quote]Ni siquiera podíamos salir a tomar un café a ninguna cafetería porque James se ponía nervioso y le entraban ataques de ansiedad, por lo que teníamos que abandonar rápidamente el establecimiento. Pero desde que llegó Mahe, el niño se queda tranquilamente sentado hasta que nos terminamos el café.[/su_quote]

La presencia de Mahe no sólo lo mantiene calmado, sino que lo protege. Mahe está atado mediante una correa al niño. Y cuando James intenta salir corriendo, el perro se sienta tranquilamente y no se mueve para evitar que James se marche.

La Asociación de Perros de Asistencia de Nueva Zelanda (Assistance Dogs New Zealand Trust) entrenó a Mahe durante 6 meses, desde que era un cachorro, para ayudar a los niños con autismo.

Esta asociación entrena perros para acompañar a personas y niños con diferentes problemas, autismo, parálisis cerebral e incluso diábetes.




Los perros ayudan a estas personas, distrayéndoles, avisando a sus familiares de que el paciente necesita tomar sus medicinas, o bien buscando personas u objetos perdidos.

Wendy Isaacs es la responsable del desarrollo comercial de la asociación y seleccionó a Mahe por su carácter tranquilo: [su_quote]Hay tanta magia  entre un niño con autismo y un perro, los niños se calman inmediatamente sólo con la presencia de estos animales. Además, aunque los niños evitan el contacto visual con sus padres y familiares, esto no ocurre con los perros. Con ellos no tienen problema en mirarles a los ojos.[/su_quote]

Mahe también será entrenado para avisar a los padres de Isaac cuando observe signos de problemas en el niño, alertándoles con sus ladridos.

Para saber mas acerca de perros de asistencia, visita la website de la asociación.

El video del niño durmiendo en el hospital junto a su perro, ya es viral en las redes.

https://www.youtube.com/watch?v=kARBw2tGqT4




Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Maite Rodríguez

<p>Amante de los animales, la naturaleza, y la fotografía. Redacto artículos para mi blog canino, tratando de seleccionar temática que le sea de utilidad al lector, especialmente sobre enfermedades, razas, cuidados y los últimos avances científicos de nuestros fieles y peludos compañeros.</p>

})(jQuery)