to top

Cinco medidas sencillas para prevenir el cáncer en el perro

gran danes
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.




Fotografía destacada cortesía de: Tierfotografie

 

¿Sabías que la principal causa de muerte en los perros de más de dos años de edad es el cáncer?

 

De hecho, la mitad de todos los perros adultos morirán de cáncer. Es una cifra muy elevada. Pero existen formas de evitar que nuestro querido compañero muera de cáncer, siguiendo unos sencillos consejos.

En primer lugar, como siempre, la mejor forma de evitar que contraiga esta enfermedad es prevenir su aparición manteniéndonos bien informados de aquellas causas que lo provocan.

El cáncer se produce cuando el  carcinógeno o cancerígeno que es un agente físico, químico o biológico potencialmente capaz de producir cáncer al exponerse a tejidos vivos, daña el ADN del animal. Este agente espera el momento adecuado para crear y multiplicar las células cancerígenas. El organismo del perro tiene un mecanismo capaz de eliminar las células cancerígenas que produce este agente carcinógeno: un gen denominado p53.  Sin embargo, la exposición a ciertas toxinas y virus puede dañar el gen p53, limitando su capacidad para proteger a nuestra mascota de la propagación de las células cancerígenas.

Por desgracia, las opciones disponibles actualmente para el tratamiento del cáncer no son muy eficaces, por lo que es importante evitar que el perro se exponga a estas toxinas y virus mediante una prevención adecuada.

 

Por tanto, la mejor cura es prevenir la adquisición de la enfermedad adoptando las siguientes medidas:

 

* Reducir el uso de los pesticidas para pulgas y garrapatas, y recurrir a remedios naturales

 

Algunos científicos y veterinarios que pertenecen a la Agencia para la Protección Medioambiental de Estados Unidos (EPA) han estudiado los efectos del uso de pesticidas contra las pulgas y garrapatas en los animales y han llegado a la conclusión de que una de las sustancias químicas que se encuentra en estos productos, como el fipronil, altera las hormonas de las tiroides y puede llegar a provocar cáncer de tiroides. La Asociación Americana de Medicina Veterinaria  (AVMA) también ha lanzado advertencias en este sentido. La AVMA tiene en su página web un listado de los productos pesticidas y fármacos  que han estado o siguen estando a la venta pero que deben ser retirados porque causan problemas de salud en perros o gatos, de grandes marcas bien conocidas por los amantes de mascotas como son Virbac, Sandoz, Baxter y Novartis entre otros.

La Doctora Virginia Dobozy realizó un estudio en el año 1994 sobre los efectos del uso del Fipronil en gatos y perros en el cual indica que no existen suficientes datos para determinar que el producto puede ser utilizado con seguridad en estos animales. El informe completo indica que su uso prolongado produce cáncer de tiroides y alteración en las hormonas de las tiroides, el estudio está disponible en formato pdf aquí (en inglés): csr_PC-129121_19-Apr-94_29

El Fipronil es un compuesto químico insecticida y acaricida que pertenece al grupo de los fenylpirazoles. Fue desarrollado en 1987 por el grupo farmacéutico Rhône-Poulenc y llevado al mercado por primera vez en 1993. En el año 2002 Aventis (empresa fusionada de Rhône-Poulenc con Hoechst) vendió la patente a Bayer, quien a su vez revendió los derechos sobre el producto en el año 2003 a la multinacional alemana BASF.

Este componente se encuentra en los siguientes productos: Effipro (Virbac), Flea Free spot on, Flea Free spray (Exil) y en Frontline (Merial).

Se han realizado numerosos estudios sobre los efectos del Fipronil en humanos (en los seres humanos también está relacionado con el desarrollo de ciertos tipos de cáncer), abejas, pájaros, y animales acuáticos, y las conclusiones son entre otros muchos peligros, que se trata de un producto altamente tóxico para las abejas por contacto e ingestión, cuando se usa para la eliminación y prevención de plagas según informa el Centro Nacional de Información sobre Pesticidas. En mayo de 2003, el Ministerio de Agricultura francés determinó que la causa de mortalidad observada en las abejas en el sur de Francia estaba directamente relacionada con el uso y toxicidad aguda del Fipronil. Ese mismo año, se suspendió temporalmente la venta de Fipronil en Francia.  Ver documento en pdf aquí (en inglés): fiptech

Aunque la empresa BASF ha desmentido en varias ocasiones que el Fipronil no causa daños mayores, lo cierto es que los estudios realizados indican todo lo contrario: el producto permanece hasta 36 días en el cuerpo del animal, ya que es absorbido a través de la piel y se han encontrado restos en la orina, heces, algunos órganos vitales.

La Wikipedia en inglés, trae una amplia información sobre este producto, con bastantes referencias y estudios realizados en distintas fechas por diferentes organismos oficiales estatales, en los que no sale bien parado este producto.

OJO: Cabe destacar que la Wikipedia cuando está editada en otros idiomas no refleja necesariamente una traducción fiel del contenido editado originariamente en inglés a otros idiomas, sino que en muchos casos incluso se contradice, además del hecho de que en otros idiomas diferentes del inglés la información es muy reducida.

También la Permetrina y el Piriproxifeno han sido relacionados con el cáncer de pulmón y tumores de hígado cuando han sido testados en animales de laboratorio. La exposición a un agente cancerígeno suele darse muchos años de que aparezca el cáncer.

En la actualidad existen muchas alternativas frente al uso de pesticidas químicos, entre las que destacamos especialmente el uso de aceite naturales como la citronela (sustancia que también se encuentra en algunos champús para perros), la lavanda y el árbol del té: remedios naturales para combatir las pulgas en el perro.

Por supuesto, el control y observación diario de nuestro perro facilitará la detección temprana de estos molestos parásitos y hará posible una erradicación mas efectiva. Observa si se rasca a menudo y controla su pelaje con frecuencia.

 

* Mantener el césped y el jardín libre de productos tóxicos para evitar el cáncer canino




El uso de herbicidas e insecticidas en el jardín y en el césped son altamente perjudiciales para perros y gatos. Por su baja estatura los animales domésticos están muy próximos al suelo, por lo que son muy sensibles a inhalar o impregnarse de estas sustancias químicas que pueden ser nocivas.

Unos estudios realizados en enero de 2012 han podido demostrar que existe una relación entre los productos químicos utilizados para fumigar el césped y la aparición de ciertos tipos de cánceres en el perro. En este estudio, los investigadores identificaron 263 perros que desarrollaron un linfoma maligno confirmada mediante biopsia, 240 perros con tumores benignos y 230 perros que habían sido sometidos a cirugías no relacionadas con el cáncer. Posteriormente, se les pidió a los propietarios de estos animales que rellenaran un cuestionario de 10 páginas.

El resultado del estudio concluye que los perros en los que se había detectado un linfoma maligno, tenían el 70% más de probabilidades de vivir en un hogar donde se usaban pesticidas para fumigar el césped con regularidad. Los perros que habían desarrollado neoplasia maligna severa, también tenían un 170% más de probabilidades de vivir en hogares en los que se utilizan los insecticidas químicos con frecuencia.

En sustitución de estas sustancias tóxicas se puede mantener el césped libre de malas hierbas usando un compuesto de vinagre casero y aceite de clavo, que es aconsejable rociar directamente en los días cálidos y soleados, para que hagan un mayor efecto. Otra opción es la de quemar las malas hierbas, aunque esto deja temporalmente una mancha marrón que afea el suelo.

Pero, sin duda, existe más métodos naturales para liberar el jardín y el césped de insectos y malas hierbas. Consulta en internet.

 

*Conocer la composición de los detergentes, jabones y productos de limpieza que usamos habitualmente

 

Algunos productos que se usan en la secadora, detergentes y productos de limpieza del hogar contienen agentes cancerígenos. También los productos de limpieza clasificados como ecológicos pueden contener productos potencialmente cancerígenos, aunque en las etiquetes de estos productos ponga que son “ecológicos” y “seguros” y no son tóxicos, lamentablemente, esto no siempre se corresponde con la verdad.

 

* Si tienes que esterilizar al perro, no lo hagas hasta que no sea adulto

 

Recientes estudios demuestran que la esterilización temprana en la etapa de cachorro, está directamente relacionada con determinados tipos de cáncer. Según un estudio realizado en 2002, se determinó que existe una correlación entre la esterilización a edades tempranas y el riesgo de contraer osteosarcoma en perros de raza Rottweiler, tanto en machos como en las hembras.

En otro estudio se demostró que el riesgo de desarrollar cáncer de hueso en los perros de raza de tamaño grande eran dos veces superior a la de aquellos perros que no habían sido castrados o esterilizados. La esterilización de un animal no debe ser tomada a la ligera, y hay que valorar siempre los riesgos que entraña. Conoce más sobre estos riesgos aquí.

 

* Eliminar o minimizar las vacunas tanto como sea posible

 

El punto más importante lo hemos reservado para el final. En el gato, el sarcoma asociado a las vacunas consiste en un tumor maligno muy agresivo que aparece en el lugar del cuerpo donde ha sido inyectado. La solución a este problema suele consistir en vacunar al animal en la cola, para que en el caso de que desarrolle el tumor, éste pueda ser fácilmente eliminado.

En el perro, según el Diario de Medicina Veterinaria en su edición de agosto de 2003, indica que las vacunas también causan cáncer en el perro, y también, igual que en el caso de los gatos se encuentran localizados con frecuencia en el lugar donde han recibido la inyección. Y no sólo se originan tumores en los sitios donde han sido inyectados, sino que también desarrollan cáncer en otras zonas de su organismo.

El cáncer está relacionado con algunas sustancias encontradas en las vacunas: el hidróxido de aluminio. En 1999 la Organización Mundial de la Salud clasificó el hidróxido de aluminio con un grado 3 en una escala de 4, como elemento cancerígeno.

Si tienes que vacunar a tu perro, debes saber que sólo se necesita una vacuna contra cada enfermedad para proteger a tu perro o gato durante toda la vida, igual que ocurre con las personas. Por lo tanto, no hay ninguna necesidad de realizar revacunaciones periódicas de las mismas vacunas.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Maite Rodríguez

<p>Amante de los animales, la naturaleza, y la fotografía. Redacto artículos para mi blog canino, tratando de seleccionar temática que le sea de utilidad al lector, especialmente sobre enfermedades, razas, cuidados y los últimos avances científicos de nuestros fieles y peludos compañeros.</p>

})(jQuery)