to top

Nuevo estudio sugiere replantearse la forma de tratar a nuestros perros

mestizo
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

¿Sabías que cuando el perro ve a su dueño, su cerebro segrega las mismas sustancias y activa la misma zona cerebral que nuestro cerebro cuando sentimos afecto?

Los amantes de los perros no necesitamos prueba científicas que demuestren que los perros nos quieren. Pero los resultados de un estudio reciente arroja evidencias definitivas de que los perros son capaces de sentir emociones complejas, especialmente amor y apego.

El neurocientífico Gregory Burns y sus colegas de la Universidad de Emory, analizaron los resultados de los escaners cerebrales de miles de perros.

Esta ha sido la primera vez que se han utilizado escáners en perros que no se encontraban bajo ningún tipo de anestesia. Los científicos querían estudiar cómo se activaban las zonas cerebrales de los perros, bajo diferentes estímulos, lo que era imposible de averiguar si estos estaban bajo los efectos de cualquier anestesia.

Los resultados del estudio puede que a muchos no nos sorprendan, pero afirman rotundamente que los perros sienten amor y apego hacia los humanos.

El estudio muestra de manera concluyente que la región caudada, que es el area del cerebro que se activa en los humanos cuando sienten amor,  se activa de manera inmediata en los perros cuando sus propietarios regresan a casa tras una breve ausencia.

Según Burns, estos hallazgos sugieren de manera inequívoca que los perros poseen un nivel de sentimientos comparables a los de un niño, lo que nos invita a reflexionar sobre el trato que le damos a nuestros perros.

Lo que revela el MRI

Burns y sus colaboradores lograron entrenar  a cientos de perros para que entrasen en una máquina de MRI.

[su_quote]Utilizando distintos estímulos para ver como reacciona el cerebro canino pudieron descubrir que el area del cerebro denominada núcleo caudado, se activa cuando los propietarios regresan tras una breve separación de su mascota. Esta es la misma zona que se activa en las personas cuando los humanos sienten amor.[/su_quote]

En su artículo Burns dice que “la habilidad para experimentar emociones positivas como amor y apego, significa que los perros tienen el mismo nivel de sentimientos, y que estos son comparables a los sentimientos de un niño. Esta habilidad sugiere que debemos replantear la manera en la que tratamos a los perros.”

Esta clase de experimento con MRI nunca ha sido realizada anteriormente porque se creía que los perros sólo podían hacerlo bajo anestesia ya que entrar en una máquina ruidosa los asustaría.

Este problema hacía que fuese imposible hacer que un perro entrara por voluntad propia dentro de la máquina para poder analizarlo. Pero Burns buscó una solución al problema y consiguió entrenar a 12 perros para que entraran voluntariamente en la máquina durante poco tiempo, para analizar sus cerebros mientras estaban despiertos.

Por medio del análisis de los escáneres cerebrales, aprenderemos mucho mas sobre las similitudes que compartimos con nuestros compañeros caninos.

Muchas conclusiones del estudio no han supuesto ninguna novedad para los felices propietarios de estas mascotas. Durante muchos siglos hemos sabido cuanto nos quieren nuestros perros. Lo que en cambio sí puede resultar novedoso es cómo este tipo de información puede cambiar el modo de educar, entrenar y tratar a nuestros perros.

En este video se muestra cómo se ha realizado el experimento.





Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Maite Rodríguez

<p>Amante de los animales, la naturaleza, y la fotografía. Redacto artículos para mi blog canino, tratando de seleccionar temática que le sea de utilidad al lector, especialmente sobre enfermedades, razas, cuidados y los últimos avances científicos de nuestros fieles y peludos compañeros.</p>

})(jQuery)