Noticias, razas caninas, psicología, enfermedades y cuidados
Lunes, 26 Junio, 2017
 

Perros de asistencia para personas autistas

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Fotografía cortesía de: Katie McLellan

 

¿Qué es un perro de asistencia para personas con autismo?

Es un perro que ha sido entrenado para ayudar y asistir a personas y niños con Trastornos del Espectro del Autismo (TEA) para que sean más independientes y puedan ejecutar las tareas cotidianas de forma similar a cualquier persona. En gran medida, estos perros son entrenados para ejecutar tareas similares a las de otros perros de servicio que asisten a personas con desórdenes del procesamiento sensorial.

Aunque en muchos países el perro preferido para estas funciones que se ajusta mejor a servir como perro de asistencia para personas autistas, es el perro de pastoreo, en España suele usarse el Labrador Retriever. Los perros utilizados como cazadores o para deporte se suelen entrenar principalmente para la asistencia de personas con movilidad reducida. El autismo es una enfermedad neurológica, y los perros pastor han desarrollado un instinto natural para estar al cuidado de alguien y no les importa pasar muchas horas al lado de una persona autista.

Estos perros tienen unas cualidades específicas que les hacen ser especialmente aptos para la tarea de vigilancia y asistencia de personas autistas debido a su gran inteligencia, lealtad y vínculo emocional que establecen con la persona o niño que está a su cargo, así como la gran dedicación a las tareas que les son encomendadas.

Igual que los perros de asistencia para sordomudos, a estos perros se les entrena para alertar a su propietario de sonidos importantes u otras situaciones que pueden requerir la intervención humana como la presencia de humo, una alarma de fuego, un bebé que llora, el sonido del teléfono, o si llaman a la puerta.

A una persona con autismo le puede resultar muy difícil distinguir qué sonido es el que necesita una atención e intervención inmediata.

En el caso de niños con autismo, el perro puede prevenir que se pierda o escape de su hogar. El vínculo afectivo del niño con su perro se expresará mediante caricias y abrazos y ayudará al niño a calmarse. Otro efecto positivo de esta relación es la mejora del proceso de socialización del individuo.

Los perros para personas con autismo se acoplan a los usuarios aproximadamente entre los 4 a los 10 años de edad.

Estudios realizados demuestran que los niños que tienen acceso a estos perros, incrementan significativamente su conducta social y mejoran sus estados de concentración, autoestima y el desarrollo de las habilidades del lenguaje.

Marguerite E. O’Haire, Samantha J. McKenie, Alan Beck y Virginia Slaughter, los autores del estudio “Incremento del comportamiento social en niños con autismo con la presencia de animales comparado con juguetes” publicado en Plosone.org, la presencia animal puede aumentar significativamente las conductas sociales positivas en los niños con autismo.

Según otra investigación, los niños con autismo experimentan una disminución del nivel de cortisol después de que un perro especialmente adiestrado entra en el hogar, por lo que reducen el nivel de estrés de estos niños.




Bibliografía:

“Los perros reducen el estrés de los niños autistas” Argos Portal Veterinaria

“Incremento del comportamiento social en niños con autismo” Revista Plos One (en inglés)

 

Más información:

Si deseas ampliar tus conocimientos puedes consultar aquí: autismodiario.org 

Si estás buscando información sobre terapia con perros, puedes consultar también esta web: Fundación Bocalán 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Written by

Amante de los animales, la naturaleza, y la fotografía. Redacto artículos para mi blog canino, tratando de seleccionar temática que le sea de utilidad al lector, especialmente sobre enfermedades, razas, cuidados y los últimos avances científicos de nuestros fieles y peludos compañeros.