to top

Perros y personalidad

perros
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

 

Fotografía cortesía de: Kaz

¿Es importante la personalidad del perro?

Un juez canino escribió en una ocasión: “Lo que le importa al hombre es la disposición que tiene el perro para trabajar, y no su inteligencia.” Por ejemplo, los Terrier no son fáciles de adiestrar, simplemente porque han sido criados para ser independientes y solitarios.

Del mismo modo, los galgos han sido educados desde hace cientos de años para ayudar al hombre en la caza, y no para ser obedientes y disciplinados. En ambos casos, como no les importan las reacciones humanas ante su conducta, no se encuentran a gusto en un adiestramiento, a pesar de que son animales realmente inteligentes.

En cambio, los perros de pastoreo son dóciles porque les gusta servir a las personas y se entristecen cuando no se les dice lo que deben hacer. Otro conocido juez de concursos caninos destaca que “El perro más dócil para aprender a obedecer es un golden retriever torpe.

Incluso siendo lento, un golden es lo suficientemente listo para entender lo que se le pide que haga, y le gusta tanto complacer al dueño que lo acaba consiguiendo. También es importante saber que nunca se aburre y que no se distrae con facilidad. Como no está pendiente de lo que ocurre a su alrededor, no improvisa a la hora de responder y hace exactamente lo que se le ordena.

Los criadores y entrenadores rara vez emplean el término personalidad cuando hablan de perros porque la palabra comporta connotaciones que están más relacionadas con la consciencia y rasgos de los humanos.

En su lugar, usan la palabra temperamento que parece ser más objetiva y neutra. Éste fue el término que utilizó Clarence Pfaffenberger, la primera persona que manifestó tener en cuenta la personalidad del perro es vital para determinar ciertas funciones de trabajo y adiestramiento.

Clarence ha sido una de las personas más importantes en el desarrollo del entrenamiento y delos programas selectivos de los perros lazarillo.

A mediados de los años cuarenta, cuando por primera vez se dedicó exclusivamente al adiestramiento canino y a la raza selectiva, sólo el 9% de los perros que iniciaban el curso de adiestramiento lo finalizaba con éxito.

Clarence se sintió insatisfecha con los resultados y comenzó a elaborar una serie de tests, gran parte de ellos sobre la inteligencia adaptativa con el fin de medir la capacidad de aprendizaje y de resolución de problemas, así como identificar qué perros aprendían mejor las tareas complejas y de obediencia, como la de guiar a personas ciegas.

No obstante, enseguida descubrió que la inteligencia no lo era todo: los perros con un nivel justo o incluso excelente de inteligencia para el aprendizaje y la resolución de problemas seguían fracasando en su actuación. Tampoco tardó en percatarse de que para ser un buen lazarillo, un perro debe tener no sólo un nivel adecuado de inteligencia, sino unos rasgos de personalidad apropiados para la tarea.

Por lo visto, algunas características de estos animales contribuyen a que empleen toda su inteligencia adaptativa convirtiéndose así en extraordinarios perros de utilidad y de obediencia, mientras que otras impiden drásticamente que el perro alcance un nivel medio de funcionamiento.

Teniendo esto en cuenta, se dispuso a criarlos selectivamente considerando su personalidad y su inteligencia y, al final de los años cincuenta logró aumentar el porcentaje de éxito de su programa del 9% al 90%.

Fuente: Dr. Stanley Coren – La inteligencia de los perros

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Maite Rodríguez

<p>Amante de los animales, la naturaleza, y la fotografía. Redacto artículos para mi blog canino, tratando de seleccionar temática que le sea de utilidad al lector, especialmente sobre enfermedades, razas, cuidados y los últimos avances científicos de nuestros fieles y peludos compañeros.</p>

})(jQuery)