Noticias, razas caninas, psicología, enfermedades y cuidados
Viernes, 24 Marzo, 2017
 

¿Por qué mi perro siempre quiere comer?

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Fotografía cortesía de: Maite Rodríguez Photography

Averigua por qué motivo tu perro siempre quiere comida

Si tu perro siempre está en la cocina buscando restos de comida, chucherías o quiere comer todo el día a cualquier hora, podría haber un motivo oculto para que tenga este comportamiento.

¿Has tenido alguna vez (o tienes) algún compañero canino que constantemente merodea por la cocina en busca de alimentos?

¿Te mira con tanta ansiedad cuando estás en la cocina que en tu cerebro empiezas a escuchar la música de la película Tiburón?

Estoy segura que muchos propietarios de perro se han sentido incómodos en algún momento, porque algunos perros nunca se quedan satisfechos con la comida que tienen y quieren más y más… Bueno, ya me entiendes.

Si le das comida con regularidad y aun así él sigue mirándote con ojos tristes y hambrientos, ha llegado el momento de que empieces a considerar la posibilidad de buscar la causa de este comportamiento.

Es una auténtica aspiradora

Puede que tu perro sólo sea un glotón. Algunos perros engullen y aspiran todo lo que se les pone por delante, en cuanto encuentran la mas mínima oportunidad. Cualquier cosa como las gotas de sopa que has derramado en el suelo, la comida del gato, la comida de tu otro perro, e incluso la arena del gato, pueden ser aspiradas en un segundo por estos canes insaciables.

El hecho de que ya tenga el estómago lleno no es impedimento para que dejen pasar la ocasión de llevarse mas comida a la boca, sobre todo si se trata de tu comida. Tu perro sabe que lo que tu comes es bastante mas delicioso que sus croquetas de comida seca, y no perderá la oportunidad de comerse tu comida, a la menor ocasión.

Trata de evitar que alcance y consuma comida para personas porque contienen una cantidad de conservantes e ingredientes que no son convenientes para él. Además, esto evitará que adquiera el síndrome del perro mendigo, tan fastidioso cuando tienes visita en casa.

Pero si piensas que le das suficiente alimento y ya has consultado con tu veterinario la cantidad que tienes que darle al día, te estás enfrentando probablemente a un perro glotón. Mantenlo fuera de la cocina en la medida que te sea posible e instala puertas para bebés o barreras, si es necesario, para evitar que entre.

No come lo suficiente

Otra de las respuestas para este comportamiento compulsivo, podría ser que sencillamente no come la cantidad necesaria al día. A medida que el cachorro crece, las necesidades de alimento aumentan, especialmente si se trata de un perro de tamaño mediano o grande.
 
El veterinario será quien deba valorar cual es la dieta más indicada para cada edad. Puede suceder también que hayas decidido hacer ejercicio y te lleves al perro todos los días a correr junto a ti, en este caso, no olvides que lógicamente quemará más calorías y tendrás que compensarle con una mayor cantidad de alimento.

Quizás adoptaste un pequeño cachorro y ahora pesa ya 50 kilos, es lógico que un animal grande tenga mayores necesidades nutricionales. No deseas un perro obeso, pero tampoco quieres que se muera de hambre.

Si se le ven las costillas y no es un galgo, piensa que no lo estás alimentando lo suficiente. Habla con tu veterinario y pregúntale cual es el peso ideal de tu perro.

Si, por el contrario, no puedes verle las costillas, ni siquiera las puedes tocar porque están detrás de un muro de grasa, también es hora de ir al veterinario. Existen muchas marcas de comida canina que están elaboradas por especialistas que sirven para que el perro adelgace. Si, igual que para las personas.

Complementa la comida dietética con largas caminatas por el campo, y hazle correr detrás de la pelota hasta que alcance su peso ideal.
 

Por alguna enfermedad

No te preocupes en exceso, pero también podría haber una razón por la que muestra ese afán de comer todo lo que pilla. Algunas enfermedades como la diabetes o hipertiroidismo pueden provocar que el perro tenga hambre constantemente.

La diabetes del perro es similar a la de las personas, básicamente, el páncreas no fabrica insulina, que es lo que necesita el cuerpo para metabolizar el azúcar. En estos casos, el cuerpo del perro demanda más azúcar para crear la energía que necesita, y se vuelve insaciable.

Si hay exceso o falta de azúcar en la sangre el perro puede tener un comportamiento extraño, y la búsqueda de mas alimento encaja en esto porque instintivamente buscan más azúcar.

El hipertiroidismo es una enfermedad de las glándulas tiroides. Las enfermedades de las glándulas tiroides hacen que el cuerpo engorde cuando los niveles de tiroides son demasiado bajos (hipotiroidismo) alternativamente se produce una pérdida de peso en el animal y un aumento del apetito cuando los niveles de la tiroides son elevados (hipertiroidismo).

Ten en cuenta que esta enfermedad es especialmente engañosa y difícil de diagnosticar porque los síntomas son muy similares a otras enfermedades. Sólo mediante un análisis de sangre se puede saber con certeza.

Lo más recomendable es consultar inmediatamente al veterinario si piensas que tu mascota puede tener diabetes o cualquier otra enfermedad. No conviene sacar nuestras propias conclusiones. En la actualidad es muy fácil buscar en internet y asustarnos pensando en que se trata de alguna enfermedad grave.

Lo mejor es mantener la calma y recordar que el único que puede saber lo que le ocurre a nuestro perro es el veterinario. Antes de tomar la decisión de darle mas o menos comida, espera la confirmación del veterinario.

¿Y si sólo es un glotón? Recuerda que hay algunas razas caninas mas propensas que otras a comer en exceso, ya escribiré cuales son en un próximo artículo.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Written by

Amante de los animales, la naturaleza, y la fotografía. Redacto artículos para mi blog canino, tratando de seleccionar temática que le sea de utilidad al lector, especialmente sobre enfermedades, razas, cuidados y los últimos avances científicos de nuestros fieles y peludos compañeros.