to top
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Historia y origen del Shiba Inu

El Shiba ha sido una raza del Japón  desde los tiempos primitivos. La palabra « Shiba » se refería a algo de « pequeño », un « perro pequeño ».

El habitat del Shiba era el área montañosa frente al Mar del Japón y fue utilizado como perro de caza de pequeños animales y aves. Existían ligeras diferencias en las razas de acuerdo con las áreas en donde eran criados.

Conforme se importaron perros de Inglaterra como los Setters Ingleses, y los Pointers Ingleses durante el período 1868-1912, la cacería se fue convirtiendo en un deporte en el Japón, y la cruza del Shiba con esos perros ingleses se hizo frecuente, de manera que encontrar un Shiba puro fue raro, por lo que entre los años 1912 y 1926 los Shibas puros dentro de esos confines se volvieron muy escasos.

Desde 1928 los cazadores y otras personas cultas se preocuparon por preservar a los Shibas puros iniciándose seriamente la conservación del número limitado de líneas de sangre puras que existía. En 1934 se unificó finalmente el estándar de la raza.

En 1937 se declaró al Shiba como monumento natural, y desde entonces se crió y mejoró la raza hasta llegar a ser la raza superior que se conoce actualmente.

lo que contribuyó en sentido positivo al desarrollo de esta especie. Hallazgos arqueológicos confirman en cualquier caso que ya vivían personas hace 5.000 años en Japón. Los antepasados occidentales de la raza, son posiblemente mas antiguos. A pesar de que el Akita no es de origen japonés, supo adaptarse perfectamente a las condiciones de vida en el país del sol naciente donde se le puso el nombre de “Akita Inu”. Akita es una región del norte de Japón, “Inu” significa perro, lo que traducido significa.

Un pasado remoto

Los perros japoneses eran utilizados principalmente para la caza. El Akita Inu colaboraba con sus propietarios en la caza de osos, antílopes y jabalíes.

La misión de estos perros no era cobrar la caza, sino la caza directa de estos animales, lo que solían hacer por parejas, por lo que se puede deducir fácilmente lo poderosos y mortíferos que podían ser estos perros.

Puesto que dos ejemplares del mismo sexo no se llevaban bien, se trabajaba siempre con parejas de machos y hembras. Además, los Akita Inu también fueron utilizados como perros guardianes en los pequeños poblados, aunque no se puede determinar con exactitud en qué momento fueron adoptados como perros domésticos.

Lo que sí sabemos, es que esta raza ha sido durante muchos milenios de gran importancia para el pueblo japonés. En antiguos escritos japoneses, por ejemplo, en el Kojiki que es una crónica de la Edad Media en Japón (712 d.C.), ya se habla de un perro blanco con orejas erguidas y cola rizada.

Una observación similar se puede encontrar en el Libro de la Almohada de Sei Shonagon, escrito alrededor del año 1.016 d.C. En el Taiheiki, que también relata las crónicas de la Edad Media en Japón, y que data del año 1.338, hay un relato sobre “El maestro y su perro león”. Otros ejemplos en épocas posteriores son el Hojo Kudaiki, un libro sobre la historia de las nueve generaciones de Hojo (periodo Kamakura, 1181-1332), donde se mencionan los perros de lucha de Takatoki Hojo, y Tsunayoshi, el quinto Tukogawa shogun durante el periodo Edo (1615-1867), a quien también se le conocía como el shogun de los perros, debido a su amor por estos animales.

Pero además de innumerables referencias en viejos escritos y literatura japonesa, también existen muchas representaciones en papiros, objetos y en muchos templos japoneses.

Alrededor del año 1700 el shogun Tsunayoshi se comenzó a interesar por estos animales. Los Akita a partir de entonces fueron los mejores amigos del Samurai. Esto llevó incluso a emitir una ley que prohibía herir o matar a estos perros. La conclusión lógica que se desprende de ello es que la gente en Japón lleva muchos siglos hablando del Akita Inu.

Trabajo en balde

En 1920 Watase se marchó a la región de Odate para investigar a fondo la raza, pero como existían muchos tipos de perros, no pudo a designar ninguno para Monumento Natural. Todo esto originó en los siguientes años muchas discusiones, tras lo cual se llevaron a cabo  estudios para determinar el origen de los perros japoneses en 1922.

Posteriormente, en el libro sobre la historia de la conservación de los perros japoneses que se publicó en 1927, volvió a resurgir de nuevo el tema. En parte gracias a los cuidados del gran público para que las razas de perros japonesas no se perdieran, se fundó al año siguiente (1927) la asocación Akitainu Hozonkai (Akitaho).

Esta organización se ocupaba principalmente de mantener la pureza de la raza. En la primavera del año 1931 se marchó por segunda vez un grupo  de investigadores a la región de Odate para estudiar detalladamente las características de la raza, esta vez bajo la supervisión del Dr. Tokio Kaburagi. Él determinó que la conservación del Akita era de gran relevancia, por lo que en julio de 1931 nombró oficialmente al Akita Inu como raza japonesa y Monumento Nacional.

La raza que antaño llevaba el nombre de la ciudad de Odata, a partir de entonces pasó a llamarse Akita Inu. Sin embargo, tan sólo les correspondió el honor a una decena de perros.

Estos ejemplares sirvieron de base para la cría de muchos descendientes. Cabe mencionar también el empeño que le puso el Sr. Ichinoseki,, un caballero de la nobleza japonesa que sentía gran afinidad por la raza. Gracias a sus consejos, se prohibió la exportación del Akita Inu para salvaguardar y mejorar la raza.

 

Fuente:  Belgische Club der Akita’s en Aanverwante Japanse Hondenrassen     & www.shibalog.nl/

 

Bibliografía en inglés

Jessica Williams:  The ultimate beginner’s guide to raising a happy Akita Inu. Previsualización del libro aquí.
Joan McDonald Brearley: Book of the Akita.   Previsualización del libro aquí.
Dan Rice: Akitas (Barron’s complete pet owner’s manuals). Previsualización del libro aquí.

Bibliografía en español

Salvador Gomez Toldra: El nuevo libro del Akita Inu. Previsualización del libro aquí.
Jason Taylor: Manual práctico del Akita:   Previsualización del libro aquí.

Características físicas del Shiba Inu

  • Tamaño y peso: 61 a 67 cms. de altura y hasta 48 kgs. de peso.
  • Pelaje y color: Pelos originarios con la capa lanosa interna espesa y suave. Se dan todos los colores, siendo los más frecuentes el rojo con mascarilla clara, y el pardo rojizo con mascarilla oscura.
  • Aspecto: robusto y algo amenazador. Con una cola característica enrollada sobre el lomo.
  • Esperanza de vida: entre 10 y 14 años.
  • Asociación Española de perros nórdicos y Akita Inu
  • CLASIFICACIÓN FCI : Grupo 5:   Perros tipo Spitz y tipo primitivo. Sección 5:   Spitz asiáticos y razas semejantes.    Sin prueba de trabajo.
  • El estándar oficial del Akita Inu se puede descargar directamente de la Federación Cinológica Internacional en español y en formato Word (doc) aquí.
  • Clasificación según el ranking de inteligencia funcional y obediencia del Dr. Stanley Coren: El Akita Inu está posicionado en el puesto 54.
  • · Corresponde a la puntuación media de inteligencia funcional y obediencia.
    · Necesitan de 25 a 40 repeticiones para comprender bien un ejercicio.
    · Las practicas adicionales les ayudarán en la fase inicial del aprendizaje.
    · Si no repiten los ejercicios con frecuencia recordarán las ordenes con dificultad.
    · Responden a la primera un 50 % de las veces y la efectividad depende mucho de las horas de práctica y repetición de los ejercicios.
    · La rapidez de respuesta es más lenta.
    ·
    A mayor distancia la respuesta del perro será menos consistente y predecible.
    · Necesitan de un adiestrador experto con mucha paciencia.

 

Criaderos de Shiba Inu en España

 Daitan

Kensha

Maynefus

 

Criaderos de Shiba Inu en el Mundo

Nosferatuakitas

Japaneseakitas

Akitaliefhebbers

 

Los cuidados del Shiba Inu

Es un perro de fácil aseo. Cepillado regular, corte de uñas y revisión ocular cada cierto tiempo.

Psicología y personalidad del Shiba Inu

El Shiba Inu posee un carácter reservado y silencioso y permanece impasible en situaciones irritantes de poca importancia. Mantiene una relación dominante con otros perros, por lo que no es conveniente tener otros perros, salvo una pareja de distinto sexo en la misma vivienda.

No le gusta buscar enfrentamientos a no ser que considere que haya sido provocado. Hay que acostumbrarlo desde cachorro a relacionarse con otros perros, animales y personas que vayan a convivir con él para conseguir una socialización correcta.

Con los propietarios se muestra como un perro altamente protector, cariñoso y leal y mantiene una relación amistosa con los extraños, a no ser que estos muestren malas intenciones. Esta raza, como la mayoría de las razas orientales, no suele ladrar si no existe un motivo fundado, por lo que conviene  prestarle atención si lo hace.

Es destacable el instinto protector que demuestra tener con la familia y sus pertenencias. Está dotado de un temperamento tranquilo y equilibrado, y soporta las travesuras de los niños con mucha paciencia, incluso se encuentra especialmente a gusto en compañía de los niños, de los que llegará a ser inseparable y defenderá y protegerá de cualquier intruso, ya sea persona o animal, incluso con su vida.

Estos perros son extremadamente fieles e inteligentes y pueden vivir felices en viviendas pequeñas, a condición de que puedan disfrutar diariamente de una buena dosis de ejercicio. No les gusta demasiado relacionarse con otros perros y no les gusta que los demás perros no se sometan inmediatamente a ellos. Se muestran muy excitados cuando el dueño llega a casa, moviéndose alrededor de él.

Salud y enfermedades del Shiba Inu

Las enfermedades más comunes en el Akita Inu son la displasia de cadera, caries, entropión: es la inversión de los bordes de los párpados (generalmente el inferior), que hace que las pestañas se rocen con ls superficie ocular.

Es un animal muy robusto, por lo que no posee especial predisposición para ninguna enfermedad en concreto. Como perros de compañía, los Shiba Inu han pasado por una selección muy intensa. Por eso, esta raza suele ser muy resistente. Sin embargo, como cualquier perro, pueden ser propensos a enfermedades genéticas y oculares.

Las enfermedades más importantes en la raza del Shiba Inu

Según la base de datos de enfermedades de transmisión genética de la Universidad de la Isla del Príncipe Eduardo, este es el listado de las enfermedades más frecuentes del Shiba Inu, para las cuales se están haciendo esfuerzos para erradicarlos en la medida de lo posible. Estas enfermedades pueden afectar seriamente la salud del animal y requerir intervención veterinaria o quirúrgica.

  • Luxación de rótula

Otras enfermedades que poseen una incidencia elevada en el Shiba Inu

Estas enfermedades son menos frecuentes o devastadoras que la anterior.

  • Malformación de Chiari y Siringomielia
  • Alopecia con hiperpigmentación
  • Distrofia corneal
  • Criptorquidia (testículo retenido)
  • Demodicosis canina
  • Glaucoma
  • Hidrocefalia
  • Queratoconjuntivitis seca – “Ojo seco”
  • Displasia de la válvula mitral
  • Ductus arterioso persistente
  • Alopecia simétrica
  • Atrofia retinal progresiva
  • Estenosis pulmonar

Enfermedades relacionadas con la morfología de la raza

Este tipo de desórdenes están directamente relacionados con la morfología y los estándares de la raza. Aunque estas enfermedades en muchos casos son tan comunes que han sido aceptados como normales para la raza, pueden causar serios problemas físicos y malestar para el perro. Uno de los componentes para la crianza responsable es apartar a los perros afectados del programa de crianza en los casos extremos de manifestación de estas enfermedades.

  • Alopecia con pérdida de pigmentación

Otras enfermedades que pueden ser de origen hereditario en esta raza

Estas enfermedades han sido encontradas de manera esporádica, y pueden tener predisposición genética en el Shiba Inu.

  • Hemofilia
  • Distrofia neuroaxonal
  • Espina bífida

 

Fuente:   University of Prince Edward Islands

Adecuado para…

Esta raza es adecuada para personas pacientes y que entiendan algo de perros. El propietario deberá aceptar el fuerte carácter que tiene el Shiba Inu si desea tener un perro especial.

No es recomendable para personas que le dan mucho valor a la obediencia y sumisión y residan en una zona frecuentada por muchos perros.

Todas estas reflexiones hay que tenerlas en cuenta antes de la adquisición de un ejemplar de esta raza, que está considerado en España como raza potencialmente peligrosa por Real Decreto, por lo que para su posesión se debe obtener la Licencia para la tenencia de perros potencialmente peligrosos y registrarlo en el Registro Municipal de animales potencialmente peligrosos del municipio donde se reside. Uno de los requisitos para obtener la licencia es la de poseer un seguro de responsabilidad civil a terceros.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

})(jQuery)