to top

Una visión del contexto histórico del canis familiaris

siberian husky
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Una visión del contexto histórico del canis familiaris

Sin lugar a dudas, humanos y cánidos han recorrido juntos un largo camino cuyos orígenes se pierden en la noche de los tiempos, manteniendo desde el inicio un vínculo muy estrecho que en biología se define como simbiosis, y otras ramas de la ciencia denominan “domesticación” debido a la relación tan estrecha y continuada en el tiempo entre dos especies completamente diferentes.

La creencia cada día mayor entre la comunidad científica considera que la humanidad y el perro evolucionaron de manera simultánea e interactiva. Los gatos, por ejemplo, siguen siendo animales bastante menos sociales y mas territoriales que los perros, tienen menos razas distintas y fueron domesticados alrededor del 3.000 a.C., mientras que se acepta de forma general que los perros fueron totalmente domesticados alrededor del 9.000 a.C.

La información documental que poseemos sobre la domesticación del perro indica que estos animales han estado siempre íntimamente asociados con los humanos en todos los aspectos de la vida: en casa, en el campo, en el trabajo y en el juego. Una gran parte de las razones de esta gran diversidad de prácticas caninas es que los perros han estado en contacto estrecho con sus maestros humanos durante un tiempo mucho mas prolongado que cualquier otra especie domesticada por el hombre.

El uso por parte de los humanos de perros domesticados no solo han sido muy extenso y variado, sino que en la actualidad se sigue expandiendo progresivamente en el tiempo. La lista de tareas en las que los perros asisten a sus compañeros humanos es larga, y sigue creciendo continuamente.

Debido a que la capacidad de percepción sensorial canina (especialmente el olfato) y en algunos casos la potencia y resistencia física del perro complementan las capacidades limitadas de las personas, estas fueron aprovechadas desde los albores de la civilización para el beneficio de las personas, a cambio del feliz compromiso por parte del perro que también se ha podido desarrollar gradualmente para el aprendizaje y desempeño de diferentes tareas.

A cambio de comida, protección y afecto, los perros salvajes han permitido poco a poco ser domesticados por el ser humano hasta alcanzar el estatus de convertirse en la propiedad personal de los humanos.

Tradicionalmente el perro ha sido utilizado para la caza, pastoreo, guardia, transporte y posteriormente también para el entretenimiento. Ha sido siempre un excelente y leal compañero y ha llevado a cabo otras muchas funciones. Posteriormente, en algún momento de la historia de la interacción entre ambas especies, estas funciones fueron ampliadas con el uso del perro para la guerra, el reforzamiento policial, y en las operaciones de rescate.

Puesto que el ser humano a partir de cierto momento de su desarrollo histórico observó que los propietarios de perros parecían gozar de estilos de vida más sanos, tenían mayor resistencia a las enfermedades y eran mas longevos, los perros quedaron cercanamente asociados con la medicina y la religión casi desde el principio del comienzo de la civilización occidental.

Sin embargo, la ciencia de la medicina pagó este devoto servicio al ser humano usando al perro cruelmente en sus experimentos de laboratorio siendo utilizados durante la guerra fría en la carrera espacial, provocando la indignación justificada de filósofos humanistas.

En tiempos mas modernos, su uso como guías para personas invidentes y perro de servicio para discapacitados ha sido ampliado, alcanzando un nivel de perfeccionamiento impresionante. También en los últimos años se han observado otras increíbles y algo controvertidas habilidades de perros que pueden predecir y detectar ataques de epilepsia y muchas otras enfermedades ocultas de las personas, entre las que se destaca la habilidad para olfatear ciertos tipos de cáncer.

Con todo, humanos y cánidos parecen tener un estrecho vínculo inseparable que los mantiene juntos en evolución constante.

¿Donde y cuando comenzó esta relación?

Nadie lo sabe con certeza, y posiblemente nunca se sabrá. En la actualidad los arqueólogos parecen estar de acuerdo en que la presencia e influencia del perro domesticado en el continente asiático (incluyendo China y la India) es posterior a la de occidente. Si asumimos que esto es cierto, debemos dirigir la mirada a Oriente Medio, donde se encuentra la evidencia mas antigua de la domesticación canina. Esta evidencia, sin embargo, está muy lejos de ser consensuada y sigue siendo bastante discutida.

Por ejemplo, la respuesta a las preguntas de donde y cuando comenzó la historia conjunta de ambas especies depende en gran medida de descubrimientos arqueológicos fragmentados. La mayor parte de los especialistas consideran que esto ocurrió en algún lugar del país que se conoce actualmente como Iraq. Sin embargo, el momento exacto de cuando se produjo este evento tan importante en la historia de la humanidad sigue siendo un misterio.

La gran mayoría de los científicos sostienen la hipótesis de que este evento ocurrió como mínimo entre 9.000 – 10.000 años a.C., lo que lo sitúa mucho antes en el tiempo que la revolución agrícola en la antigua Mesopotamia e incluso mucho antes de la metalurgia o la invención de la escritura.

Algunos científicos creen que los perros podrían haber sido domesticados por el hombre hace 100.000 años durante al último período glacial del Pleistoceno. Cualquier persona que haya tenido el privilegio de poder observar a los perros de trineo en acción bajo condiciones meteorológicas adversas no puede desechar estas teorías, ni tacharlas de frívolas o extravagantes.

Al margen de las preguntas de cuando y como comenzó nuestra relación con el perro, está claro que una vez que comenzó, el proceso de la domesticación canina se extendió rápidamente y de manera irrefrenable por todo el globo terráqueo. Pronto después de su aparición en la lejana Mesopotamia, los perros domesticados comenzaron a formar parte de la documentación y los registros del antiguo Egipto bajo la forma del omnipresente chacal negro.

Igual que había ocurrido anteriormente en Mesopotamia los cánidos también comenzaron a estar muy vinculados con los rituales religiosos egipcios. Uno de los ejemplos más destacados y conocidos en la historia egipcia es el dios de los muertos Anubis, representado por un ser humano con cabeza de chacal localizado en el Alto Egipto, que también es uno de los dioses más antiguos del panteón egipcio apareciendo ya en las paletas predinásticas de Nagada.

En un texto de Unas se le asocia con el ojo de Horus y en el Libro de las Cavernas, su cometido era servir de guía al muerto hasta el más allá, iluminándolo con la luna. Además de presidir las sepulturas, una de sus funciones era la de ser el “abridor de los caminos del Norte”. Este dios tenía una comitiva de siete espíritus, según el Libro de los Muertos egipcio. Anubis también tiene la misión de embalsamar y extraer el corazón de los muertos para llevarlo a la balanza donde eran pesados los actos buenos y malos de los difuntos.

En otros periodos de la historia de Egipto, Anubis aparece como el perro que acompaña a la diosa Isis. Los sacerdotes se ponían máscaras de Anubis para oficiar en los funerales. De este modo, el perro fue sacralizado y se han hallado muchos ejemplares embalsamados que datan del nomo (subdivisión territorial del Antiguo Egipto) VXIII del Alto Egipto.

Teniendo en cuenta que el lobo no es originario del continente africano, es razonable pensar que tanto los animales domesticados como los que no lo estaban pudieron llegar hasta Egipto y Mesopotamia desde el este.

E igual que en muchos otros casos de la historia de la humanidad, Egipto presenta la singularidad de haber caído posteriormente bajo la influencia de muchas otras culturas, entre ellas, la griega, romana e islámica, mientras mantenía su particular y propio estilo de actitudes y valores.

Con respecto a los perros, esto se ha traducido en una reverencia y respeto especial hacia los perros domesticados actuales que no se encuentra en los países de Oriente Medio a pesar de que existe una larga tradición que permanece inflexible y minoritaria que está sostenida por algunos filósofos islámicos.

En cuanto a las culturas antiguas de Grecia y Roma, ninguna de ella es conocida por haber utilizado el perro para alimentarse, a excepción de circunstancias de emergencia, sino que se les reconocen sus indispensables valores para la realización de muchas tareas.  Los antiguos filósofos y sabios griegos y romanos tienen el honor de ser los primeros en alabar las virtudes morales y maternales de los perros, tanto los domesticados como los salvajes.

Durante la Edad Media, cuando la civilización occidental se hundió en la ignorancia, guerra, pobreza y gran miseria, el estrecho vínculo que mantenían ambas especies: perros y humanos, continuaron e incluso en ocasiones parecían ser mas prósperas que nunca. Los bardos de Gales, Alemania y Francia recogían en sus cánticos el antiguo tema del hombre lobo de los griegos como algo no completamente evitable, sino que el viejo concepto poético ha sido mas fuerte desde entonces.

Con la llegada del Renacimiento y la era moderna, las variaciones de nuestro trabajo y de las interacciones creativas con los cánidos han asumido múltiples dimensiones que van desde la idea de los derechos naturales de los animales y la legislación que castiga la crueldad hacia ellos hasta la propuesta revolucionaria que los lobos salvajes son criaturas que deben ser preservadas en vez de tener que ser exterminadas de la faz de la tierra.

Hoy en día es casi seguro que estas tendencias generales, así como otras nuevas, continuarán siendo una fuente de debate para el gran público.

 

Fuente:   Man writes dog: Canine themes in Literature, Law and Folklore     

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Maite Rodríguez

<p>Amante de los animales, la naturaleza, y la fotografía. Redacto artículos para mi blog canino, tratando de seleccionar temática que le sea de utilidad al lector, especialmente sobre enfermedades, razas, cuidados y los últimos avances científicos de nuestros fieles y peludos compañeros.</p>

})(jQuery)